Archivo
Organizaciones indígenas y ecologistas consideran que no se cumplen los protocolos y que faltan estudios y análisis de impacto

Actores sociales, ejidatarios y políticos en Quintana Roo y Campeche no creen tener suficientes datos para decidir si están a favor o en contra del megaproyecto estrella del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

La consulta convocada para el 15 de diciembre en municipios de Chiapas, Campeche, Tabasco, Yucatán y Quintana Roo se realiza tras 15 asambleas informativas.

Organizaciones indígenas y ecologistas consideran que no se cumplen los protocolos y que faltan estudios y análisis de impacto.

Sebastián López Vázquez, director de Pueblos Indígenas de Calakmul, dice que está a favor del proyecto, pero que tiene grandes dudas. "Sabemos que cuando se abre una línea hay muchas cosas que nos afectan, que nos dañan".