Medidas. Los restauranteros han tomado precauciones para recibir a los clientes, pero también promoviendo el servicio a domicilio. Foto: Luis Salcedo
Empresarios de la localidad a través de un video promueven el servicio a domicilio y piden que la sociedad los apoye

A varios días de que se anunció la campaña de #QuédateEnCasa como parte de las medidas contra la propagación del COVID-19, integrantes de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados en Saltillo pidieron a la población no abandonar al rubro de los alimentos preparados, que a lo largo de las décadas ha sustentado la economía de miles de familias en la ciudad.

En un video difundido en redes sociales, el presidente de la Canirac en Saltillo, Fabio Gentiloni, manifestó que los empresarios y quienes confían en Saltillo se encuentran unidos, pero ante la crisis necesitarán de la participación de las personas.

“Siempre hemos estado para apoyarlos y hoy los necesitamos”, manifestó.

En el video aparecen los líderes restauranteros de la región, de establecimientos como El Costeñito, Pizzas Capricciosas, El Pastor, Casa Juárez, Las Brazas, La Camila, El Principal, Akari, quienes tienen a su cargo personal administrativo, así como operativo de atención y de cocina.

En los datos difundidos por la Cámara, se contempla que sólo en Saltillo, al menos 15 mil familias dependen de los ingresos de los restaurantes, y debido a las medidas de la contingencia, este amplio grupo podría resultar gravemente afectado.

“Y esas familias dependen de nosotros para comer, para vivir, para calzar”, expresa la propietaria de El Pastor.

Aunado a que los empresarios de esta industria han adoptado las medidas recomendadas por el sector salud, solicitaron a la población que en medida de sus posibilidades no abandonen el consumo, y para ello promovieron también el servicio a domicilio mientras se comunican avances contra la pandemia, y solicitaron que en caso de que alguien los visite, traten de aumentar las propinas.

Crisis. De no haber apoyo, el sector restaurantero local podría resentirlo, de éste dependen 15 mil empleos. Foto: Omar Saucedo

“Estamos tomando las medidas de prevención necesarias para llevar un producto de calidad hasta tu casa”, expresó el propietario de Casa Juárez.

Este mismo mensaje, ha sido replicado por cientos de comercios en toda la Ciudad y en el Centro Histórico, que a días de que México anunció la presencia de casos de COVID-19, ya han registrado severas pérdidas por las medidas sanitarias y de distancia social.