Rechazo. Los priistas en el Congreso dirigen grupo que paró la propuesta del PAN. / ORLANDO SIFUENTES
PRI y aliados desechan análisis de sobre ejercicio

Por mayoría, el Congreso rechazó solicitar a la Auditoría Superior del Estado su opinión acerca del sobre ejercicio en el que incurrió el gobierno estatal al gastar 6.2 mil millones de pesos más de lo que se aprobó para el Presupuesto de Egresos del 2018 sin la autorización del órgano legislativo.

La diputada María Eugenia Cázares, del PAN, presentó un punto de acuerdo en el que señala que, tras la publicación del avance de gestión financiera del gobierno estatal, se detectó que fueron gastados 6 mil 213 millones de pesos adicionales al Presupuesto 2018.

“Ninguna modificación pasó por el Congreso. Estamos pidiendo que la Auditoría Superior del Estado aplique sanciones para quienes ejercieron un presupuesto no autorizado por el Congreso”, indicó.

En servicios personales el incremento fue de 826 millones de pesos, en materiales y suministros fueron 2 mil 2 millones de pesos extras, en servicios generales pasó de mil 248 a 3 mil 69 millones de pesos, mientras que en comunicación y publicidad se dio un aumento del 41.4 por ciento.

“No queremos imaginar el gasto y destino de los recursos para bienes intangibles, por lo que la Auditoría debe investigar el destino que se dio a los recursos de los dos rubros antes mencionados”, dijo la legisladora.

Además, dijo que en el rubro de obra pública, se detectó que se terminaron gastando 337 millones de pesos menos de lo presupuestado. También denunció el gasto de más de mil millones de pesos a los intereses de la deuda.

PERO NO LOS APOYAN

Pese a los argumentos, el PRI y sus aliados (Morena, PRD e independiente) votaron en contra, pues argumentaron que la Ley ya contempla tiempos para que la ASE  emita dictámenes y observe el comportamiento presupuestal de los entes.