Los jugadores de Raptors y Celtics se hicieron de palabras al término del sexto juego, que lo ganó Toronto en un doble tiempo extra. / AP
La rivalidad que se vivie en estos momentos entre Raptors y Celtics, en la semifinal de conferencia va más allá de las duelas, y a un juego de definir la serie, tienen que compartir hotel

Mientras el jugador de los Raptors, Fred VanVleet se encontraba en una rueda de prensa presencial y vía electrónica, dentro de un salón de baile acondicionado dentro del Coronado Springs Resort en Disney World, pasaron jugadores de los Celtics y el jugador de Toronto hizo evidente su molestia.

“Personalmente hablando, por lo que sé, se que son buenos chicos. Pero ahora mismo, los odio”, dijo VanVleet. “No quiero verlos. No quiero mirarlos. No quiero hablar con ellos. Es un poco extraño, pero es donde estamos”.

Solo otra escena extraña que rara vez ocurre en una postemporada normal.

Evitarse es casi imposible en la serie que definen ambos equipos, lo que hace que sea increíblemente difícil para el otro anotar. Cada posesión es física y mentalmente agotadora.

Se hospedan en el mismo hotel, en el Gran Destino Tower en Coronado Springs. No hay mucho que hacer, por lo que se ven cerca de las mismas áreas de comedor y en uno de los restaurantes junto al lago que los jugadores visitan habitualmente.

Y la aversión normal de un oponente cuando una serie llega a siete juegos se duplica con la vida dentro de la burbuja. Eso se está evidenciando con pequeños jirones, fuego cruzado verbal y acusaciones de payasadas, mientras los equipos se preparan para el séptimo juego este viernes.

El entrenador de los Raptors, Nick Nurse, mientras anda en bicicleta, y el entrenador de los Celtics, Brad Stevens, mientras camina, cruzan los mismos caminos en sus rutinas diarias. Stevens lo llama su “camino de la cordura”. Pero, ¿qué tan relajante puede ser cuando se le recuerda constantemente la serie al ver al oponente?

 

Los jugadores han mostrado su poca tolerancia, la cual se magnifica al tener que estar compartiendo espacios afuera de la cancha, como hotel y restaurante. / AP

“Muchas emociones, cosas como esa girando, etc. Realmente no voy a hablar mucho sobre eso”, dijo el alero de los Celtics, Jaylen Brown. “Son muchas emociones, es una serie intensa. Cosas así tienden a suceder. Mucha testosterona. No hay nada de qué preocuparse. Tenemos que estar preparados para luchar”.

Al final de la victoria de Toronto en el doble tiempo extra del Juego 6, los jugadores de ambos equipos se burlaron, fueron separados y enviados a sus vestidores. Marcus Smart de Boston tuvo mucho que decir a los Raptors, al igual que Norman Powell de Toronto a los Celtics.

Bienvenido a la burbuja: ¡tenemos diversión y juegos!

En su conferencia de prensa posterior al partido, Brown de Boston reprendió al cuerpo técnico de los Raptors por lo que él pensó que eran payasadas baratas.

“Es una organización respetable y espero que actúen en consecuencia, etc.”, dijo Brown. “Las cosas parecen salirse de control a veces del cuerpo técnico. Mantengamoslo bajo control. Sigamos jugando baloncesto”.

Terminó respondiendo una pregunta sobre una pérdida de Jayson Tatum. Con el marcador empatado a 98 cerca del final del último cuarto, Tatum lanzó el balón fuera de los límites. Estaba tratando de golpear a Daniel Theis en la esquina cerca del banco de Toronto, pero el entrenador de los Raptors, Nurse, también estaba parado en la esquina donde la línea lateral se encuentra con la línea de fondo. Tatum lanzó el balón fuera de los límites, pensando que la persona en la esquina era su compañero de equipo.

 

Te puede interesar

Clippers derrotan a Nuggets

“A veces, las cosas parecen ir por la borda”, dijo Brown. “Los hombres adultos deberían poder controlarse a sí mismos, especialmente al cuerpo técnico”.

Tatum dijo: “Eso fue mi culpa. No puedo culpar a Nick Nurse. No está jugando. Mi culpa”.

Es posible que Brown tampoco se sintiera feliz cuando alguien de la banca de los Raptors gritaba: “Oye, falla, falla” mientras intentaba tiros libres. Brown hizo ambos con 18.9 segundos por jugar en el primer tiempo extra.

Nurse dio una breve respuesta después del Juego 6, diciendo que su cuerpo técnico no hizo nada malo. “Solo estamos compitiendo”, dijo Nurse. Stevens se negó a hablar de ello el jueves.

Pero se vuelven a ver en el Juego 7.

Alejandro Guerrero

Egresado de la Facultad de Ciencias de la Comunicación por la Universidad Autónoma de Coahuila.

Soy periodista desde el 2001 y he sido corresponsal en juegos de la NBA, Liga MX, LMB y Mundiales de Futbol.

Practico deporte desde los 11 años. Actualmente corro, ando en bicicleta y soy amante de la NBA y la NFL.

Adoro platicar y debatir de cualquier deporte.