Foto: Especial
Erin Langmaid sufrió un embarazo críptico, un caso extraño en que la madre no sabe que está embarazada hasta poco antes de haber dado a luz. Lo más extraño es que la modelo estaba tomando métodos hormonales anticonceptivos

Erin Langmaid, una modelo australiana de 23 años, ha vivido el momento más extraño de su vida. Ha dado a luz en el baño de su piso sin saber, ni sospechar, que estaba embarazada.

Los hechos han pasado en Melbourne (Australia). La chica no tuvo nunca barriga y tomó pastillas anticonceptivas durante los 9 meses de gestación.

Foto: Especial

Gran sorpresa

Erin estaba en su piso cuando, de repente, empezó a sentir un terrible dolor abdominal. Sin que ella lo supiera, se trataba de las contracciones que avisaban que su bebé estaba a punto de llegar.

Según ha explicado la misma madre, no experimentó nunca ningún signo de embarazo, como caprichos por ciertas comidas o una barriga prominente, ha recogido La República. Además, solo tuvo malestar y "se puso enferma" el día que tuvo su hija, una bebé de 3,6 kg.

Isla, la niña milagro

La hija de la modelo se llama Isla, y gracias a ella su madre ha vivido "el mayor shock de su vida".

El parto de la niña fue muy rápido: solo duró 10 minutos. El estupor de la madre, sin embargo, ha durado bastante más.

Asombro compartido

Dan Carty, el novio de Erin, estaba en su piso en el momento en que ella tuvo la bebé. Cuando entró en el baño, para saber qué estaba pasando, no esperaba encontrarse su pareja con un bebé en los brazos.

"Oí un gran grito y corrí. Abrí la puerta, preocupado por ella, y después vi a la pequeña y pensé 'espera, hay dos'", ha explicado a medios locales el padre de la criatura.

Temor por la vida de la niña

Todavía con el shock en el cuerpo, la pareja se llevó el susto de su vida cuando la niña dejó de respirar y se empezó a poner azul.

El padre llamó al número de emergencias inmediatamente. Cuando el operador le preguntó cuántas semanas había durado el embarazo, el chico contestó lo que sabía: "No lo sabemos. No sabíamos que estaba embarazada. La madre está bien, pero el bebé no".

Todo quedó en un susto

Gracias a las indicaciones del operador, Dan salvó la vida de su hija, y ahora la niña está bien.

Erin Langmaid sufrió un embarazo críptico, un caso extraño en que la madre no sabe que está embarazada hasta poco antes de haber dado a luz. Lo más extraño para la pareja es que la modelo, que estaba muy focalizada en su carrera, estaba tomando métodos hormonales anticonceptivos para evitar el embarazo, ya que trabajaba a jornada completa.

Eso sí: tanto ella como el padre de la criatura están enamorados de la pequeña y no cambiarían su insólita historia por nada.