INAH. Los trabajos en el Mirador de Saltillo no atentan contra la memoria histórica del sitio. Foto: Vanguardia/Marco Medina
Hasta el momento el INAH no ha encontrado motivos para objetar la remodelación de El Mirador

El delegado estatal indicó que ya revisaron la primera etapa y hasta el momento solo supervisarán que se honre la memoria histórica del sitio.

A pesar de haber iniciado la intervención de un sitio histórico sin el aval del INAH, el delegado Francisco Aguilar Moreno indicó que ya revisaron en proyecto y hasta el momento no han encontrado nada que atente contra el lugar donde fincaron los estadounidenses su fuerte durante la Batalla de La Angostura.

“No hay nada que conservar, lo que nosotros tenemos que observar es que no se vaya a dañar la identidad, el uso y el destino que tiene ese lugar. Si fueran a poner un centro comercial o algo parecido, ahí sí diríamos “no se puede”, porque es un lugar de donde ocurrió un hecho histórico de trascendencia para el Estado y el país”, comentó Aguilar Moreno.

El titular del INAH comentó que lo único que pidieron al Ayuntamiento fue que al comenzar las excavaciones para el museo de la ciudad y el faro estuviera presente un arqueólogo ante la posibilidad de que se encontraran vestigios históricos.

“Son menos de 3 metros lo que se va a excavar para hacer el museo de la ciudad, la cimentación de las torres no lleva más de 11 metros”, explica.

Además de esto, el INAH pidió que el equipo encargado de las labores de construcción buscara el consejo de los historiadores locales, ya que existen algunas discrepancias en cuanto a la localización precisa de lo que fuera la Base de Taylor.

DATO

11 metros  excavarán para colocar los cimientos de las torres