Cierre. La fiesta de la ópera en Saltillo culminó el pasado lunes con un concierto en la Plaza de Armas. | Foto: CORTESÍA
Con 44 voces, tres solistas y músicos invitados concluye el encuentro que promueve la formación de las futuras voces de la ópera

A pesar de que el recorte presupuestal en cultura a nivel federal llevó a los organizadores del Encuentro de Arte Vocal Artescénica a reducir de manera importante el número de alumnos y de eventos, así como la duración del festival eso no impidió que se realizara con la misma calidad de siempre.

Luego de que el pasado domingo llevaran a cabo con éxito su tradicional concierto en la Catedral de Santiago a cargo del coro dirigido por Xavier Ribes, quienes interpretaron la “Misa Criolla” de Ariel Ramírez, este lunes concluyeron sus actividades con una gala en la que todos los alumnos, acompañados por la Orquesta Filarmónica del Desierto y dirigidos por Teresa Rodríguez, ofrecieron un velada llena de ópera.

Sus más destacados miembros participaron como solistas interpretando obras de autores como Donizetti, Cilea, Mozart, Verdi, Charpentier y hasta Leonard Bernstein, pues salpicaron su repertorio con dos canciones del musical “West Side Story”, además de óperas como “Adriana Lecouvreur”, “Madame Butterfly”, “La Flauta Mágica”, “Pagliacci” y “Las Bodas de Figaro” entre otras. Es decir, que la variedad distinguió al cierre de actividades del evento vocal que se realiza en el marco del Festival Internacional de Cultura Saltillo.

Del 8 al 23 de julio 35 jóvenes de todo México, con un par de extranjeros, tuvieron la oportunidad de perfeccionar sus habilidades vocales y musicales bajo la tutela de algunos de los mejores maestros del mundo con el objetivo de permanecer como un semillero de talento incluso ante la adversidad que se presente en el futuro.

Sobre el escenario los intérpretes demostraron porqué Artescénica tiene casi dos décadas de vida.