Fue durante la realización de un calendario

Las porristas de los Redskins de Washington revelaron que vivieron una pesadilla en el 2013, durante un viaje que realizaron a Costa Rica para un calendario, donde posaron en topless. 

A su llegada, a todas las porristas se les fue retirado su pasaporte lo cual era su única identificación oficial.

Las chicas se encontraban en la sesión fotográfica y cuando estaban los patrocinadores junto a los propietarios de suites del FedEx Field, fueron obligadas a posar sin sostén.

Además, al terminar las fotografías, fueron avisadas que su trabajo no había terminado y tendrían una "tarea especial", al acompañar a los patrocinadores del equipo a un club nocturno. 

"Así que regresen a su habitación y prepárense",sentenció el director. "No nos pusieron una pistola en la cabeza, pero era obligatorio para nosotros ir", dijo una de las porristas. "No nos preguntaron, nos dijeron. Otras chicas estaban devastadas porque sabíamos exactamente lo que estaba haciendo", informó el New York Times.

Las porristas afirmaron que no tuvieron relaciones sexuales con los hombres, sin embargo fue un hecho incómodo para ellas, que las tomaba como símbolo sexual para complacer a los encargados de los patrocinios.