El gobernador Miguel Riquelme indicó que se distribuirán gratuitamente estos equipos en los diferentes municipios además de difundir capacitaciones sobre cómo usarlos correctamente

Ante el incremento considerable de casos positivos de COVID-19 en la entidad que al día de hoy arroja 94 casos positivos, siete decesos y  más de 600 casos sospechosos, el gobernador del estado Miguel Riquelme, anunció que el uso de cubrebocas será de forma obligatoria para toda la sociedad coahuilense.

En una rueda de prensa que encabezó junto al subcomité de Salud de la región centro del estado, informó que el gobierno del estado adquirirá un millón de paquetes de higiene, en los cuales vienen cubrebocas que serán entregados a la parte más vulnerable de la población, aunado a ello se cuenta con 200 mil cubrebocas que fueron donados por el sector empresarial, que también contribuirán al cuidado de la sociedad.
 
"Vamos a endurecer las medidas de aislamiento vamos a  solicitar el uso de tapabocas en toda la población y vamos a buscar que las donaciones que la gente está queriendo hacer de manera voluntaria se originen a los que vamos a requerir en los próximos días y que esto pueda servir como en la atención como en la prevención de todas y de todos, al igual el gobierno estara dando un esfuerzo para donar tapabocas a la población en general".
Aclaró Riquelme que no se garantiza la cobertura total de los habitantes / Foto: Especial
Con apoyo de los alcaldes y alcaldesas se realizará la entrega en las colonias y zonas rurales, que sean considerados como más prioritarios sin embargo aclaró no se garantiza la cobertura total de los habitantes.
 
"En ninguno de los apoyos o de las ayudas está considerado el cien por ciento de la población sino el número de casas o de hogares que existen en Coahuila y de esa manera estamos tratando de identifiar el número que requerimos para poder hacer obligatorio el uso del tapabocas".
 
Riquelme Solís destacó que más que obligatorio, es crear conciencia entre todas y todos, pues se habla de que ya es una obligación que se impone por parte de la autoridad para poder garantizar el evitar el contagio de los coahuilenses, sin embargo lo que se necesita es la conciencia de todos los habitantes de la entidad.

También indicó que aumentarán los filtros de inspección sanitaria en los municipios, para restringir el tránsito solamente entre personas con auténtica necesidad de salir de sus casas y no descartó que se apliquen sanciones a las personas que incumplan estas nuevas medidas preventivas en el estado.

"Sigue habiendo gente en la calle, lugar que por alguna causa está abierto, ahí está la gente. Si dejas un puesto de tacos abierto, en este momento lo vez lleno y con gente que no tiene el cuidado ni tampoco guarda la distancia recomendada ni necesaria, esa es la realidad y vamos a endurecer las acciones, lo digo con todo respeto y con la responsabilidad que me toca como gobernador del estado, vamos a endurecer acciones para que la gente se resguarde en su casa", y comentó que será en las próximas horas cuando se  tomen medidas necesarias para frenar.

Cabe destacar que esta medida de prevención (uso obligatorio de cubreboca) se aplicó en la ciudad de Monclova, por ser el municipio con mayor número de casos positivos, sospechosos y con decesos por coronavirus.