Una serie de 12 cuadros paisajísticos del afamado pintor chino Qi Baishi (1864-1957) se subastó en Pekín por 931 millones de yuanes, con lo que se convirtió en la obra de arte chino más cara de la historia. Foto: China Daily
La serie "12 paisajes", vendida el domingo por el conglomerado chino Poly, dedicado al arte y la inversión inmobiliaria, se convierte también en una de las 20 obras más caras del arte mundial.

Una serie de 12 cuadros paisajísticos del afamado pintor chino Qi Baishi (1864-1957) se subastó en Pekín por 931 millones de yuanes (144 millones de dólares, 120 millones de euros), con lo que se convirtió en la obra de arte chino más cara de la historia, informa hoy el diario oficial China Daily.

La serie "12 paisajes", vendida el domingo por el conglomerado chino Poly, dedicado al arte y la inversión inmobiliaria, se convierte también en una de las 20 obras más caras del arte mundial y expulsa de ese selecto club a una de las versiones de "El Grito", la célebre obra del expresionista noruego Edvard Munch.

La puja comenzó en 450 millones de yuanes (68 millones de dólares, 58 millones de euros), precio que finalmente duplicó gracias a una puja final de un comprador cuyo nombre no ha sido aún revelado, y que presentó su oferta por vía telefónica.

El precio final, primero que supera en el arte chino los 100 millones de dólares (85 millones de euros), rompe el récord que el propio Qi Baishi había establecido en 2011, cuando su obra "Águila erguida sobre un pino" se vendió por 65.5 millones de dólares (55.6 millones de euros) en una subasta de China Guardian Auctions.

La serie de los 12 paisajes verticales, cada uno de 1,8 metros de alto, fue pintada por Qi en 1925, y sigue los cánones de las tradicionales acuarelas paisajísticas orientales.

Regalados por el artista a un amigo doctor en Pekín, los cuadros habían cambiado de propietario en varias ocasiones, siempre en manos de coleccionistas privados.