El escritor mexicano Juan Villoro imagina que con su más reciente libro, "La utilidad del deseo", él se ha convertido en una especie de cartero que lleva noticias de los libros que ha leído. Fotos: El Tiempo/Editorial Anagrama
Villoro presentó "La utilidad del deseo" (Anagrama, 2017) la noche del jueves en el auditorio de la librería Gandhi, en el sur de la Ciudad de México.

El escritor mexicano Juan Villoro imagina que con su más reciente libro, "La utilidad del deseo", él se ha convertido en una especie de cartero que lleva noticias de los libros que ha leído y quiere que otras personas, los destinatarios de esas cartas, lean acerca de esos autores.

Así definió Villoro "La utilidad del deseo" (Anagrama, 2017), libro de ensayos, al presentarlo la noche del jueves en el auditorio de la librería Gandhi, en el sur de la Ciudad de México.

Como ya es costumbre en los lugares donde se presenta el autor de novelas como "Materiadispuesta" (1997), el foro estuvo colmado de sus lectores, principalmente de jóvenes que lo siguen cual rockstar de la literatura, quienes al finalizar hicieron una larga fila para que les firmara sus ejemplares.

En la presentación lo acompañó su compatriota y colega Emiliano Monge, quien a manera de introducción a la charla con Villoro leyó una carta dirigida al autor, en la que además de expresar su nostalgia por el desuso del género epistolar, le recordó las enseñanzas recibidas.

"¿Te acuerdas, querido Juan, aquella vez que me dijiste que uno no puede andar siempre analítico a lo Onetti, que hay que saber andar intempestivo?", empezó.

"Quizá no lo recuerdas. Pero ese mismo día me explicaste que igual de imprescindibles que los grandes libros y los grandes escritores, son los libros segundones y los escritores fallidos. Te cito: Uno de los grandes estímulos de leer a autores de segunda fila o claramente fallidos, es que sus libros sí podrían suceder de otra manera y en consecuencia sugieren otros libros", siguió Monge.

El escritor mexicano Juan Villoro. Foto: Periódico M

Y es que en "La utilidad del deseo" Villoro escribe sobre la inagotable isla de Daniel Defoe, la celeridad y la culpa en Nikolái Gógol, el arte de condenar de Karl Kraus, la empatía de la pluma con el bisturí y la fábula de la conciencia de Peter Handke.

Las insólitas semejanzas entre Ramón López Velarde y James Joyce, los enigmas de la traducción, la tensión entre verdad y mentira en Gabriel García Márquez y las cartas privadas de Julio Cortázar, Juan Carlos Onetti y Manuel Puig son también temas que toca en su nueva entrega.

A pesar de la buena convocatoria para la presentación del libro, Villoro dijo estar preocupado por ver a varios jóvenes en el auditorio, muchos de ellos con un ejemplar en las manos de "El libro salvaje" (2008), también de su autoría.

“Me preocupa que haya varios 'chavos' en la sala porque este es un libro un poco aburrido para ellos. Algunos tienen 'El libro salvaje', pero ése es un libro sobre cómo empezamos a leer y de alguna manera 'La utilidad del deseo' es sobre cómo acabamos de leer. Es decir, este es un libro sobre otros libros, lo que han constituido a un escritor", manifestó.

"Cuando leo a un autor que significa algo para mí, me interesa mucho saber no sólo lo que él ha escrito, sino cuáles son los autores que lo han formado, ir a su biblioteca. Como bien dice Rodrigo Fresán, las raíces un escritor no están en el suelo, sino en las paredes porque son los libros que ha leído", puntualizó Villoro.