Foto: Vanguardia
Los elementos no fueron dados de baja, denuncia abogada

La abogada de Familias Unidas por la Búsqueda y Localización de Nuestros Desaparecidos, Ariana García Bosque, informó que los policías de Fuerza Coahuila acusados de violencia sexual contra una joven de Piedras Negras ya tenían antecedentes por tortura, y aunque dicha situación fue manifestada ante las autoridades, los elementos no fueron dados de baja.

Este caso fue dado a conocer a mediados de julio por una joven que fue encontrada en Piedras Negras y fue trasladada al hospital con heridas, donde denunció que fue violentada sexualmente por elementos de Fuerza Coahuila y después ratificó una queja iniciada de oficio por la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Coahuila.

La activista manifestó que en ese caso había elementos suficientes para el ejercicio de la acción penal contra los miembros y, agregó, que contra los mismos acusados existen otras dos denuncias de las cuales, y una de ellas también se volvió viral pues los afectados que formaban parte de una familia, y entre los cuales iba una menor, fueron torturados en el C4, sin que dichos responsables fueran dados de baja.

“Es una situación reiterada donde los diversos procesos he pedido la suspensión de esos elementos porque así lo señala el artículo 16 de la Ley para Prevenir y Sancionar la Tortura.”, expresó García Bosque.