Movimiento. Los alumnos de la Facultad de Jurisprudencia afirman haber reunido las firmas suficientes para exigir un referéndum.
Un grupo de estudiantes amenazó con “tomar la escuela” si es que todas las condiciones que solicitaban no eran atendidas

Ante acusaciones de irregularidades y un documento con 402 firmas presuntamente de alumnos de la Facultad para obligar a un referéndum que determine si procede su destitución, Luis Efrén Ríos Vega, puso en la mesa su renuncia voluntaria a la dirección, condicionándola a que el número de solicitantes alcance el 50 por ciento más uno del total de la población estudiantil y de catedráticos. 

Será entonces la información que proporcione la Dirección de Asuntos Académicos de la UAdeC (en el caso de la cantidad de alumnos) y la Oficialía Mayor de la Unviersidad (para el número de catedráticos) tanto para licenciatura como para posgrado, la que determinará el rumbo que tomará esa Facultad, luego de que un grupo de alumnos iniciara hace días un movimiento contra Ríos Vega y su equipo de trabajo, argumentando mala conducción y deficiente aplicación de recursos. 

La intención del grupo de alumnos inconformes es que con el respaldo de esas firmas se obligue a un referéndum para determinar si el director debe continuar, por lo que ayer llevaron el caso ante el Consejo Directivo de la Facultad, formado por cuatro representantes estudiantiles y cuatro por parte de los catedráticos.

La sesión se prolongó por más de dos horas, en las que los señalamientos caldearon los ánimos al punto de que Carlos Arredondo Sibaja, secretario académico, presentó su renuncia al cargo y solicitó licencia para ausentarse seis meses sin goce de sueldo como catedrático, señalando que con esto buscaba abonar a una solución con el grupo inconforme. 

Al cuestionárseles la autencidiad de las 402 firmas, los inconformes incuso amagaron con llegar a "tomar la escuela". Ríos Vega internvio y se comprometió a presentar su renuncia sin necesidad de referéndum si es que la petición lograba el porcentaje de más de la mitad de la población de alumnos y catedráticos, para lo que esperarán a que llegue esa información oficial: "Vammos a ver la matrícula de estudiantes y catedráticos... si la cantidad de firmas que hay suman 50 más uno, yo me voy sin necesidad de llegar al referéndum", dijo el aún director. 

 

Ríos Vega manifestó a Vanguardia que en los cuatro años de su adiministración, se han destinado alrededor de 4 millones de pesos para becas a estudiantes, 2 millones de pesos para movilidad nacional e internacional, un millón de pesos para viajes estudiantiles, así como la construcción de un aula modelo, la remodelación de la cancha de futbol, de la sala de profesores, entre otros apoyos a los alumnos.

"Dentro de mi administración, la Sociedad de Alumnos ha recibido más de 500 mil pesos y esos datos son soportados e identificados. Antes, si hacemos una revisión, no hay ningún precedente de tanto recurso que se les haya dado", comentó el directivo. 

Apoyando a los inconformes estuvo el magistrado Óscar Aarón Nájera Davis, dando un recorrido por las aulas motivando a los alumnos a impulsar el referéndum.

"Este asunto ocurrió porque falló la comunicación entre los directivos con los estudiantes",  expresó alfinal de la sesión. 

Hoy se reanudan las negociaciones en Jurisprudencia.