Foto: Tomada de Internet
El subsecretario de Derechos Humanos de la Segob dijo que nunca más volverá a ocurrir un caso en el que el Estado actúe junto al crimen organizado

El gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, encabezó este lunes el acto de reconocimiento de responsabilidad y disculpa pública a los familiares de los cinco jóvenes detenidos por policías estatales y entregados al crimen organizado en Tierra Blanca hace tres años.

En el acto, celebrado en el Museo Memoria y Tolerancia, el gobernador veracruzano reconoció que está disculpa no es suficiente pero es un primer paso para limpiar el nombre de los cinco jóvenes a quienes se pretendió criminalizar.

Alejandro Encinas y Cuitláhuac García durante el evento realizado en Ciudad de México | Foto: Milenio

En tanto el subsecretario de Derechos Humanos, de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, señaló que casos como éste, en el que el Estado actúa junto al crimen organizado "no se repetirán" porque "México ya cambió".

 

En un comunicado, el gobierno de Veracruz señaló que al evento acudirían las cinco familias de los jóvenes, representantes del Centro de los Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro PRODH) y su abogado Celestino Espinoza Rivera.

El 11 de enero de 2016, José Alfredo González Díaz, Mario Arturo Orozco Sánchez, Susana Tapia Garibo, José Benítez de la O y Bernardo Benítez Arróniz, se trasladaban del puerto de Veracruz a Playa Vicente, cuando fueron detenidos en la cabecera municipal de Tierra Blanca y, luego desaparecidos y ejecutados.