Foto: Especial
La idea nació de tres jóvenes de diferentes profesiones, quienes se propusieron atender esta necesidad y crear una red en la que todos los integrantes puedan recibir o dar apoyo moral para enfrentar la anorexia, bulimia o los atracones compulsivos de alimentos

Al considerar que no existen los espacios necesarios de soporte para las personas con desórdenes alimenticios, varios ciudadanos se dieron a la tarea de formar el Grupo de Apoyo para Trastornos Alimenticios, caracterizado por ser anónimo, voluntario y gratuito.

La idea nació de tres jóvenes de diferentes profesiones, quienes se propusieron atender esta necesidad y crear una red en la que todos los integrantes puedan recibir o dar apoyo moral para enfrentar la anorexia, bulimia o los atracones compulsivos de alimentos.

“Decidimos comenzar el grupo luego de darnos cuenta de que existen lugares para personas con problemas de alcoholismo o drogadicción, pero no para aquellas que tienen problemas con su aspecto y su forma de comer”, señaló una de las organizadoras.  

Al ser una enfermedad que se manifiesta a través de la conducta, las moderadoras de las sesiones son asesoradas por un especialista en psicología, por lo que las reuniones también tienen fines informativos.

“No peses tu autoestima… lo que en verdad vale es lo que existe dentro de ti”, es el lema que rige las actividades de este grupo reunido cada miércoles a las 19:00 horas en las instalaciones de Casa Tiyahui.