Foto: Especial
Alfonso Romo, jefe de la Oficina de Presidencia, aclaró que el operativo fallido en Culiacán, Sinaloa; y el ataque a los nueve miembros de la familia LeBarón en Bavispe, Sonora, sí afectan el “espíritu” de inversión

Alfonso Romo, jefe de la Oficina de Presidencia, aclaró que el operativo fallido en Culiacán, Sinaloa; y el ataque a los nueve miembros de la familia LeBarón en Bavispe, Sonora, sí afectan el “espíritu” de inversión.

No obstante, Romo precisó que los inversionistas no ven esos casos violentos como eventos generalizados en el país, a la vez que explicó que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador cuenta con un plan de crecimiento, contrario a lo que se piensa por parte de sus adversarios.

"Estos eventos por supuesto que impactan mucho emocionalmente y también en el espíritu de inversión. Sin embargo, la obligación nuestra es ubicarlos donde deben de estar y no magnificarlos en el buen sentido de la palabra. Es decir, sí tenemos este problema pero tenemos un plan para crecer, por más errores que podamos tener o accidentes de corto plazo, estamos atacando todo el fondo de problema”, arguyó.

Respecto a la situación económica del país, el funcionario reconoció que este año prácticamente no hubo crecimiento. Pese a esto, aseguró que en 2020 el panorama podría cambiar por el acercamiento que se ha tenido con el sector privado.