Visita. En el atrio se montará un altar gigantesco, donde los saltillenses podrán depositar sus ofrendas. NAZUL ARAMAYO
El uso de cubrebocas es obligatorio para poder pasar y permanecer en el recorrido, que estará señalado con marcas de dos metros entre cada una

A partir de hoy y hasta el 13 de diciembre el Santuario de Guadalupe cerrará sus puertas, pero abrirá un recorrido en el atrio con un altar monumental y la Virgen de Guadalupe para las personas que decidan visitarla y dejar alguna ofrenda.

“Pondremos en un altar, digno, monumental por las dimensiones, y aquí estaremos recibiendo a la gente que voluntariamente quiera venir a visitar a la Virgen, sin nosotros organizar ni convocar, si de todas modos vendrán, entonces nosotros ofrecemos la calidad de un cuidado sanitario para nuestra salud”, dijo el padre Andrés Carrasco, misionero del Espíritu Santo y rector del Santuario de Guadalupe en Saltillo.

El horario del recorrido en el atrio del recinto religioso es de 09:00 a 13:00 horas y de 15:00 a 19:00 horas, del jueves 3 al domingo 13 de diciembre.

Durante esos días no se oficiarán misas en el Santuario de Guadalupe y tampoco se realizarán peregrinaciones, ni se instalarán comercios ambulantes en los alrededores del inmueble, para evitar aglomeraciones y posibles riesgos de contagio de COVID-19.

El filtro de ingreso se colocará en las calles Pérez Treviño y Ahuizotl, en coordinación con elementos de Protección Civil y Tránsito Municipal, donde se tomará la temperatura de los visitantes, se les entregará gel antibacterial y se contará con tapete con líquido sanitizante.

El uso de cubrebocas es obligatorio para poder pasar y permanecer en el recorrido, que estará señalado con marcas de dos metros entre cada una para que las personas mantengan la sana distancia.

“Tendremos un aforo máximo de 50 personas, que saldrán y luego entrará otro grupo de peregrinos. No hay motivo por el que las personas que vengan se estén un rato, sino que estarán pasando”, explicó el padre Carrasco.

La imagen de la Virgen de Guadalupe estará en lo alto de una pared del recinto religioso, donde habrá un altar y contenedores para que la gente deposite sus ofrendas, como flores y veladoras.

Después de de ver a la Virgen, los visitantes saldrán por la puerta que desemboca en la calle Francisco Murguía.

“La ventaja de esto que sí pueden visitar el Santuario, no podrán ingresar al templo, pero la imagen estará afuera”, agregó el misionero.

LA VIRGEN SALE AL ENCUENTRO

De acuerdo con la tradición de la Iglesia Católica, la Virgen de Guadalupe se le apareció tres veces a Juan Diego, en una de éstas, la Virgen le salió al encuentro cuando él rodeaba el cerro del Tepeyac para no verla porque su tío estaba enfermo.

“No podemos entrar al Santuario de Guadalupe, pero ella nos sale al encuentro, y aquí afuera nos encontramos ella y nosotros, y nos da fortaleza en tiempos de enfermedad”, señaló el padre Andrés Carrasco.