Foto: Tomada de Internet
Una semana después del 'Culiacanazo', según fuentes de seguridad nacional el hijo de "El Chapo" dio la orden a mandos en el AICM para liberar a la mujer de Ovidio

Ovidio Guzmán López, alias el Ratón o el Ratón Nuevo, hijo del narcotraficanteJoaquín “el Chapo” Guzmán, exlíder del Cártel de Sinaloa (CDS) habría ordenado la liberación de su novia quien habría sido detenida en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) una semana después del fallido operativo en donde él mismo fue dejado en libertad tras haber sido capturado.

Así lo reveló el portal Así lo reveló el portal La Silla Rota, que cita a fuentes de seguridad nacional del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, de las que no revelaron la identidad, señalan que volvieron a tener contacto con Ovidio luego que elementos de seguridad realizaran una revisión a una mujer procedente de un vuelo de Sudamérica que tenía como destino la ciudad de Culiacán, centro de operaciones del Cártel de Sinaloa., que cita a fuentes de seguridad nacional del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, de las que no revelaron la identidad, señalan que volvieron a tener contacto con Ovidio luego que elementos de seguridad realizaran una revisión a una mujer procedente de un vuelo de Sudamérica que tenía como destino la ciudad de Culiacán, centro de operaciones del Cártel de Sinaloa.

A la mujer, quien al parecer es novia de Ovidio se descubrió que la mujer tenía cocaína la cual llevaba en la ropa y al ser descubierta en la zona de revisión, la mujer pidió hacer una llamada la cual la habría enlazado nada más ni nada menos que con Ovidio Guzmán López, quien dio la orden al personal de seguridad que la detuvo de dejarla libre, porque era su “novia“.

El personal accedió a hacer el enlace. No especificaron si fue de un teléfono celular, de ella misma, de los propios elementos, o incluso, de los que están en la zona de revisión. Al hacer la llamada, la mujer se comunicó con una persona, quien pidió hablar con el encargado de turno.

Palabras menos o más, el interlocutor se identificó como Ovidio Guzmán López, "El Ratón", hijo del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo": la orden fue dejarla libre, porque era su "novia".  

Las fuentes consultadas no detallaron la forma en que se llevó a cabo la liberación.

De acuerdo con personal del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México que labora en las instalaciones, de la retención de la mujer, por lo menos tuvieron que estar enterados elementos del Instituto Nacional de Migración, de la Policía Federal, de la Fiscalía General de la República (FGR) y de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol, por sus siglas en inglés).

El personal consultado mencionó que una vez que se detecta una situación de riesgo, los elementos que realizaron la detención tienen que dar aviso a la FGR y a Interpol para verificar si hay algún antecedente delictivo internacional en la base de Sistema Único de Investigación Criminal (SUIC). De no hacerlo se infringen los protocolos de actuación.

Una semana después de que el gobierno federal dejó libre a Ovidio Guzmán López, "El Ratón", los aparatos de inteligencia volvieron a tener conocimiento de él. Esta vez no fue para pedirle que ordenara a los sicarios que detuvieran sus intentos de rescatarlo, y con ello, evitaran una "masacre" en Culiacán, Sinaloa. La comunicación con Ovidio, uno de los principales objetivos de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) fue para negociar la liberación de una mujer del cártel.

Fuentes de seguridad nacional consultadas por LA SILLA ROTA comentaron que el contacto, fortuito, se dio después de que elementos de seguridad realizaran una revisión a una mujer procedente de un vuelo de Sudamérica que tenía como destino la ciudad de Culiacán, cuna del cártel de Sinaloa.

Al realizarle la inspección a través de los escáneres, los elementos del Instituto Nacional de Migración (INM) y de la Policía Federal (PF) detectaron una sorpresa.

La persona, de la cual se omitió dar su nombre, tenía la ropa impregnada de por lo menos dos kilos de cocaína, según las fuentes consultadas. Al ser descubierta en la zona de revisión, la persona pidió hacer una llamada.

Hasta el momento la Fiscalía General de la República, el Instituto Nacional de Migración, así como la Policía Federal no han informado nada sobre el hecho, y mucho menos, sí ya se inició una investigación en las áreas de asuntos internos de cada institución, así como en la FGR para deslindar responsabilidades.

Ovidio Guzmán López fue liberado el pasado 17 de octubre durante un operativo encabezado por la Guardia Nacional, Policía Federal y la Secretaría de la Defensa Nacional luego de que el cártel desplegara un operativo para evitar su traslado al aeropuerto de la ciudad. El cártel realizó bloqueos, ataques contra las autoridades, e incluso agredió y secuestró a elementos militares para que fuera liberado Ovidio.

En los últimos años, el gobierno federal ha iniciado diferentes investigaciones, e incluso, ha cambiado a personal adscrito al AICM por diferentes denuncias de corrupción al interior del aeropuerto.

La zona federal es conocida como uno de los principales puntos de trasiego de diferentes cárteles que ingresan cocaína, armas, ropa, así como indocumentados a través de vuelos internacionales que tienen como destino, principalmente la Ciudad de México, estados fronterizos, los Estados Unidos, así como diferentes partes del mundo.

La corrupción al interior del AICM ha originado la muerte de personas que trabajan en la zona de aduanas. También una balacera en junio de 2012 en la que murieron tres elementos de la Policía Federal.

Te puede interesar

'Tranquilos, paren todo'... así fue la retención de Ovidio Guzmán, hijo de 'El Chapo' (video)

"Ya, tranquilos, paren todo", pidió Ovidio Guzmán a sus hermanos tras ser retenido por el Ejército y la Guardia Nacional en Sinaloa, el 17 de octubre, revela el video presentado hoy por el gobierno federal en la relatoria  de hechos sobre el operativo en Culiacán. 

Momentos antes de su detención Ovidio Guzmán López tuvo comunicación telefónica con uno de sus hermanos, lo que derivó en una serie de movilizaciones del cártel para presionar a las autoridades y lo liberaran. La estrategia funcionó. Después de ser detenido, el hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán fue liberado para evitar un enfrentamiento que atentará contra la ciudadanía.

Así lo señalaron los secretarios de Seguridad, Alfonso Durazo, y el de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval, al presentar la relatoría del operativo realizado el 17 de octubre en Culiacán, Sinaloa, para detener a Guzmán López, considerado uno de los principales delincuentes que mueven drogas a Estados Unidos en el ámbito de metanfetaminas y fentanilo.

En la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador se presentaron  imágenes aparecen elementos de la Guardia Nacional afuera del domicilio de Ovidio. Cerca de la puerta, avanzan poco a poco y le piden al hijo de 'El Chapo' que salga y que esté tranquilo. 

Sin embargo, a pesar de estar en la escena no sale de inmediato. Primero lo hace una mujer.

Finalmente, Ovidio sale de las instalaciones. Las autoridades le preguntan si está armado. Responde que no.

 

"Ellos no tienen nada que ver, oiga", dice Ovidio a los elementos de la Guardia Nacional mientras salen otras personas de la casa. 

Después lo incorporan de rodillas frente a la pared para hacerle una revisión. 

En el transcurso del hecho, la única mujer de la escena se para frente a un policía de la Guardia Nacional y le explica que hay niños adentro. 

Momentos después aparece Ovidio hablando por celular.

"Ya paren todo, ya paren todo, oiga, ya me entregué. Ya no quiero pedos, ya no quiero que haya desmadres", dice Ovidio.