Foto: Internet
El protagonista de la película “Mirreyes contra Godínez” apareció con varios kilos de más, y con el cabello muy corto y teñido de rojo

Han pasado ocho meses desde que Pablo Lyle fue requerido por la corte de Miami luego de ser señalado por la muerte de un hombre que habría fallecido a causa de los golpes que el actor le propinó después de estar involucrados en un accidente vial. 

Pues a unos días de que tenga que presentarse nuevamente ante el juez para confirmar con sus abogados si se encuentran preparados para el juicio en donde de determine su culpabilidad en el caso, el actor reapareció por las calles de Miami con un aspecto muy diferente al que lució la última vez que fue visto en público.  

 

El pasado 18 de noviembre fue el cumpleaños de Pablo y las cámaras del programa Un nuevo día lo captaron con un cambio físico radical, y es que el protagonista de la película “Mirreyes contra Godínez” apareció con varios kilos de más, y con el cabello muy corto y teñido de rojo.

Pablo caminaba en las calles de Miami después de comer con su esposa e hijos.

 

Foto: Internet

Algunos medios apuntaron que, aunque no consideran que haya realizado un festejo por su cumpleaños, la comida con su familia pudo ocurrir para celebrar al actor.

 

Según información que circuló en los últimos meses, de no haber ningún inconveniente el 9 de diciembre, Lyle estará ante una corte de Estados Unidos en la que se definirá si el actor es responsable del delito de homicidio imprudencial de Ricardo Hernández.

Se ha especulado que Lyle podría declararse culpable de lo que se le imputa en la audiencia de noviembre para evitar llegar ante el jurado un mes después.