Manuel Pachicano, sacerdote | Foto: Vanguardia
Según miembros de su parroquia y allegados al sacerdote, fue llevado a un hospital privado por insuficiencia respiratoria

El sacerdote Manuel Fernando Pachicano Llaca fue hospitalizado por COVID-19. El pasado martes 4 de agosto le otorgaron los resultados positivos de COVID-19.

Según miembros de su parroquia y allegados al sacerdote, fue llevado a un hospital privado por insuficiencia respiratoria.

Según lo declarado, la enfermedad del sacerdote se agravó. Fue trasladado a un hospital particular, donde fue estabilizado con oxígeno, para luego realizarle una serie de estudios.

La Diócesis de Saltillo confirmó la información señalando que el sacerdote llegó con la necesidad de oxígeno para poder respirar. Hasta el momento no hay necesidad de intubar.

El pasado martes, Pachicano confirmó de propia voz  ser positivo a COVID-19 y dijo estar estable y en buen estado de salud.

Hace 18 días falleció su hermano y también sacerdote Rodolfo Pachicano en el municipio Parras de la Fuente, por complicaciones de la diabetes.

Los hermanos son reconocidos dentro de la comunidad religiosa de Saltillo por pertenecer a una familia dedicada al sacerdocio.

Manuel Pachicano, actualmente se encuentra a cargo del templo de San Patricio Misionero, en la colonia Brisas. 

También ha sido párroco en General Cepeda y rector del Seminario Diocesano de Saltillo.