El Gobierno federal ha calificado como clave este proceso judicial en la lucha por combatir la corrupción en la administración pública. ESPECIAL
En segundo proceso, es imputado por lavado, asociación delictuosa y cohecho. Le aplican medidas cautelares como brazalete electrónico y no poder salir del país

Emilio Lozoya fue acusado ayer de recibir sobornos millonarios de parte de Odebrecht, incluso desde la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, al ofrecerles obras e incluso un cargo dentro del eventual gobierno, según se dio a conocer ayer en la audiencia inicial de este segundo caso contra el extitular de Pemex.

En la audiencia de este miércoles, la Fiscalía acusó al exfuncionario por haber recibido 10.5 millones de dólares de la trama de sobornos que la constructora brasileña Odebrecht tejió en América Latina a cambio de obras públicas.

De acuerdo con este relato, recibió cuatro millones de dólares en 2012, cuando Lozoya formaba parte del comité de campaña de Peña Nieto, y prometió al entonces director de Odebrecht en México, Luis Alberto de Meneses, un cargo en el futuro gobierno.

El resto de sobornos los recibió ya como director de Pemex a cambio de obras públicas en los estados de Hidalgo, Tamaulipas y Veracruz. Para esconder su identidad en la trama se asoció con su madre, su esposa y hermana.

Lozoya negó estas acusaciones, dijo haber sido “intimidado, presionado, influenciado e instrumentalizado” y reiteró su “compromiso de colaborar con las autoridades del Estado mexicano”.

EL VÍNCULO CON AHMSA

La alianza de presunta corrupción entre Altos Hornos de México (AHMSA) de Alonso Ancira Elizondo y el ex director general de Pemex, Emilio Lozoya, se extendería más allá de la compra de la empresa “chatarra” de Agronitrogenados.

La conexión que tanto Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, como la FGR y la UIF encontraron entre la empresa monclovense AHMSA y el ex director general de Pemex son la abogada Tania Beatriz López Abud y el abogado Juan Carlos Quintana Serur, quien aparece como secretario del Consejo de Administración de Altos Hornos de México, pero que de acuerdo con una aclaración de la propia empresa, no tiene un cargo directivo y sólo presta servicios.

Entre los elementos que presentó FGR se encuentran de nuevo transferencias de la compañía Tochos Holding Limited de Monclova a Suiza, y también transferencias, y apoyo legal de Quintana Serur, para la adquisición en 2013 de una propiedad en Ixtapa Zihuatanejo, con valor de 1.9 millones de dólares.

DAÑOS MILLONARIOS… Y SALE LIBRE

El juez que lleva este caso decidió ayer vincularlo a proceso por los delitos de operación con recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho. Para ello dio un plazo de seis meses para la investigación complementaria.

El exdirector de Pemex, al igual que en el caso Agronitrogenados, recibió la medida de cautelar de portar un brazalete electrónico, además de la prohibición de salir del país por lo que entregó su pasaporte y visa.

En los casos por lo que se le procesa, Lozoya es acusado de haber causado daños por 8 mil mdp a la hacienda pública federal por la compra de la planta de Agronitrogenados y haber recibido sobornos millonarios; aún así seguirá en libertad. (Con información de EFE y Édgar González)