Postura. Para el Grupo Salinas de Ricardo Salinas Pliego, Fertinal era atractiva para su venta. Cuartoscuro
“Banco Azteca aprobó una línea de crédito que sirvió para mejorar su infraestructura”
Las líneas de crédito otorgadas a Fertinal, que en total ascendieron a 400 millones de dólares, estaban cumpliendo con su objetivo: potenciar una empresa mexicana exitosa, con el respaldo de Banco Azteca como agente fiduciario”.
Grupo Salinas, en comunicado.

 CDMX.- Grupo Salinas calificó de exitosa su participación en Fertinal  a través de Banco Azteca, lo que en su momento hizo que la empresa fuera atractiva para su venta.

“La de Fertinal era, claramente, una historia de éxito empresarial, con más de 2 mil  600 trabajadores especializados. Operaba de manera productiva, eficiente y rentable,  y que contaba, además, con una perspectiva de futuro promisoria”, detalló en un comunicado.

Se publicó la semana pasada que autoridades de Estados Unidos investigan al expresidente Enrique Peña Nieto por un probable soborno en la aprobación de la compra-venta de Fertinal por parte de Pemex. En la indagatoria  se  menciona al empresario  Ricardo Salinas Pliego y a Banco Azteca.

La historia. Luego de varios años de que la mina en San Juan de la Costa, Baja California Sur, y el complejo industrial en Lázaro Cárdenas, Michoacán,   estuvieran parados, los accionistas de Fertinal realizaron inversiones importantes.

Entonces se acercaron a Banco Azteca para solicitar financiamiento. Más adelante, la institución   aprobó una línea de crédito que sirvió para mejorar su infraestructura y reactivar su capacidad de producción de manera plena.

Informó que una vez que Fertinal contó con capital suficiente, logró consolidarse como firma  referente en la producción de fertilizantes fosfatados  no sólo en México, sino  en América Latina y en  el mundo.

Los productos de la compañía llegaban a 25 países bajo los estándares de calidad más elevados, como la certificación Equus Gold, concedida por el gobierno de Australia.

El financiamiento de Banco Azteca permitió a Fertinal   generar ingresos por 2 mil 700 millones de dólares y un EBITDA (utilidades antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) de 255 millones entre 2010 y 2014. El Universal

Para el cierre de ese último año, la firma  producía más de 1.4 millones de toneladas de roca fosfórica, más de 750 mil toneladas de fertilizantes fosfatados y arriba de 380 mil toneladas de agronitrogenados.

“Las líneas de crédito otorgadas a Fertinal, que en total ascendieron a 400 millones de dólares, estaban cumpliendo con su objetivo: potenciar una empresa mexicana exitosa, con el respaldo  para Banco Azteca como agente fiduciario”, externó.

Por esas condiciones es que resultaba atractiva para múltiples interesados en adquirir la firma. Además,  compañías como Goldman Sachs, White & Case, PricewaterhouseCoopers y Evercore, de manera independiente, realizaron valuaciones positivas de Fertinal y de sus potenciales sinergias con Pemex.

Grupo Salinas comentó  que a inicios de 2015 el Consejo de Administración de Pemex acordó realizar una oferta de compra a Fertinal, misma que resultó atractiva para sus propietarios. En el proceso, Pemex Fertilizantes solicitó financiamiento a Nacional Financiera y a Bancomext, instituciones que pidieron también la inclusión de Banco Azteca, formando un sindicato de bancos  para  así concretar la compra de Grupo Fertinal.

Cada una de las tres instituciones financieras realizó estudios de crédito exhaustivos y profundos, con los cuales validaron la situación de la empresa, la calidad y valor de sus garantías,  el impacto y valor de sinergias potenciales a futuro y la calidad crediticia de Pemex.

De manera individual, detalló el comunicado, Nafin, Bancomext y Banco Azteca determinaron la procedencia del crédito sindicado, el cual sigue vigente hasta ahora.

Es así como Banco Azteca, en su calidad de agente fiduciario y actuando en representación  de los accionistas de Grupo Fertinal, vendió las acciones que sostenía como garantía a Pemex Fertilizantes. En la transacción,  recibió el pago de los intereses acordados por contrato, quedando liquidado y pagado el crédito que se había contratado con esta institución financiera.

Banco Azteca argumentó  “ser una institución  que respalda  empresas nacionales en crecimiento  [para] construir y consolidar la prosperidad incluyente en México”.