Excélsior
La empresa se ha visto afectada durante las últimas semanas por protestas y reducciones en la producción

Poco más de ocho mil obreros de la maquiladora Delphi, en sus dos plantas instaladas en esta ciudad capital realizaron un paro laboral este viernes, como protesta por el despido injustificado de un par de empleados que han encabezado manifestaciones contra una dirigente sindical.

Esta empresa que manufactura arneses para vehículos de la marca Ford y General Motors, se ha visto afectada durante las últimas semanas por protestas y reducciones en la producción, incluso que han aplicado estrategia de 50 por ciento de pago a trabajadores, sufrió el paro este día.

La dirigente sindical de la planta 1 que representa a unos 6 mil empleados, Dolores Zúñiga Vázquez, señaló que se unieron a los 2 mil 400 obreros que integran la plantilla laboral de la planta 2, quienes exigieron la restitución de dos empleados que han liderado las manifestaciones pasadas.

Las protestas que se han suscitado, son consecuencia de la inconformidad contra la dirigente sindical de la planta 2, Mercedes López Lozano, a quien señalan de no defender los intereses de la clase obrera y permitir abusos laborales de parte de las autoridades gerenciales.

Zúñiga Vázquez dijo que, a petición de los 2 mil 400 obreros de la planta 2 se integró un documento con igual cantidad de firmas, donde los empleados de esta empresa exigen la destitución de López Lozano y se integraron al gremio que representa la primera, presentándola ante la gerencia y las autoridades laborales para su reconocimiento.

No obstante, hasta la fecha, los representantes y administrativos de la maquiladora se resisten a reconocer la fusión de los sindicatos, e incluso han amenazado a los obreros de despedirlos si continúan con las protestas.

Por todas, estas situaciones este viernes 10 de marzo los más de 8 mil obreros decidieron no laborar para exigir respeto a sus derechos laborales y destituir a la actual dirigencia, quien aseguran, ya no tiene representatividad.

La entrevistada aseguró que, la empresa Delphi planta 2 está maltratando y acosando a los obreros porque se niegan a aceptar la continuidad de la dirigente López Lozano.

"No quieren reconocer que soy la líder, todos ellos se afiliaron a mi sindicato, entonces todo esto (paro) es ocasionado por la empresa, está amenazando a los trabajadores, incluso les están ofreciendo que si no apoyan el movimiento les pagaran los días y que se vayan a sus hogares a descansar”, concluyó.