La historia de Jack y Violet se viralizó en redes sociales por el noble gesto del hombre

Una mujer de 88 años pasó uno de los mejores momentos de su vida luego de que un joven le cediera su asiento en primera clase, aunque según la azafata "nadie le pidió que lo hiciera".

La trabajadora de Virgin Atlantic compartió en sus redes sociales la historia de Jack y Violet, a quienes llamó sus pasajeros "favoritos". 

De acuerdo a la azafata el hombre decidió intercambiar los asientos de forma desinteresada luego de que estos dos entablaron espontáneamente una "amistad instantánea" en el aeropuerto. 

Jack pensó que la octagenaria "sacaría más" de su asiento principal a la Gran Manzana de lo que él lo haría.

El asiento de Violet se encontraba "directamente al lado de los baños" y aunque Jack mantuvo en silencio la buena acción, la azafata Leah Amy no dudó en compartir la historia. 

Aunque Leah ha conocido a atletas, supermodelos y actores famosos por su trabajo, insistió que Jack y Violet son sus "pasajeros favoritos". 

El "sueño" de la mujer de 88 años era sentarse en la parte delantera del avión, informó Leah, y el viajero quizo hacerlo realidad. 

"[Jack] se sentó en la fila de asientos directamente al lado de los inodoros económicos y nunca echó un vistazo ni pidió nada durante el resto del vuelo", detalló Leah. 

"Sin problemas, sin atención, literalmente lo hizo por la bondad de su propio corazón, nadie se lo pidió", agregó, 

Con información de FoxNews