Afirma. La Chevrolet Blazer será lanzada en los próximos días, destacó la presidenta ejecutiva, Mary Barra. Foto: Espcial
GM anunció desde junio que construiría la Blazer en Ramos Arizpe, lo que motivó críticas y presiones de algunos legisladores para que arme esa unidad en alguna de las plantas de montaje que la compañía está paralizando

La presidenta ejecutiva de General Motors, Mary Barra, dijo el pasado miércoles que la automotriz está cerca de formalizar el lanzamiento de la producción de su modelo Chevrolet Blazer en México —el cual se produce en Ramos Arizpe, Coahuila— y agregó que sería “muy costoso” trasladar su montaje a una planta en Estados Unidos, lo cual demandan los trabajadores de ensambladoras como la de Lordstown, Ohio.

GM anunció desde junio que construiría la Blazer en Ramos Arizpe, lo que motivó críticas y presiones de algunos legisladores para que arme esa unidad en alguna de las plantas de montaje que la compañía está paralizando.

Barra afirmó que la Blazer será “lanzada en los próximos días”. Agregó que GM planea iniciar la producción de varios vehículos nuevos en Estados Unidos, incluidos dos nuevos modelos de Cadillac que se montarán en Michigan el próximo año.

‘MENTE ABIERTA SOBRE EL FUTURO DE PRODUCCIÓN EN EU’

La ejecutiva prometió mantener una “mente abierta” sobre el futuro de una planta en Ohio que perderá parte de su producción de vehículos, pero advirtió que la automotriz de Detroit tiene un exceso de capacidad y no sugirió que la empresa esté reevaluando su plan.

La raíz de las decisiones se asienta en que las ventas del Chevrolet Cruze en Estados Unidos en el segundo trimestre de 2018, según las ventas publicadas el 3 de julio. Según GM, se vendieron 37,836 cruces en el segundo trimestre, en comparación con 51,265 en el segundo trimestre de 2017, razón por la cual la producción del Cruze concluye incluso en Ramos Arizpe, Coahuila.

La oficina de prensa de General Motors México confirmó la semana pasada que en diciembre concluirá la producción de Chevrolet Cruze para México, modelo que se ensambla en Ramos Arizpe.

El pasado 26 de noviembre, GM anunció el cierre de siete de sus plantas, cinco de ellas instaladas en Norteamérica: cuatro plantas en Estados Unidos y una más en Canadá el próximo año, lo que implicaría el recorte de 14 mil puestos de trabajo. La empresa atribuyó la necesidad de la reestructuración reiterando la desaceleración de las ventas de autos.

INCERTIDUMBRE EN COAHUILA

Así, algo de incertidumbre parece rondar en tanto el complejo coahuilense se dispone a entrar a su paro técnico estacional correspondiente a la segunda quincena de diciembre, periodo en el que se da mantenimiento a la maquinaria y vacaciones al personal.

Mientras tanto, dos senadores de Ohio y otros legisladores estadounidenses presionan a Mary Barra para que traslade producción desde México, incluida la camioneta Chevy Blazer, actualmente armada en Ramos Arizpe, Coahuila, o construya vehículos eléctricos en la planta “Lordstown Assembly” en su estado, que la compañía ha dicho que pretende cerrar, y donde dejaría sin empleo a unos 1,400 trabajadores.

“Entiendo que esto es algo que impacta al país y entiendo que hay mucha emotividad y preocupación”, afirmó Barra.

La presidenta de GM aseveró que sería ‘muy costoso’ trasladar el montaje de ese modelo

DATOS

26.2 POR CIENTO ANUAL fue la caída en las ventas del Chevrolet Cruze durante el 2T18 en EU.

14,000 puestos de trabajo sería el recorte el próximo año en EU tras el cierre de plantas.