Asegura que Mayela Reyes, exencargada de despacho de la Pronnif, cometía irregularidades constantes

Tomy Vives, quien fuera aspirante a la Alcaldía de Saltillo y regidora del Ayuntamiento local en anteriores administraciones, asegura que Mayela Reyes, exencargada de despacho de la Pronnif cometía irregularidades constantes con las madres de familia, al grado de quitarles a sus hijos para entregárselos a sus parejas, quienes eran conocidos de ella,; asegura que se denunció ante su cargo que hasta trabajaba en contubernio con jueces para resolver los casos a su favor.

Al anunciarse que se investiga a la exencargada de despacho de la Procuraduría para los Niños, Niñas y la Familia, Mayela Reyes, por una supuesta sustracción ilegal de un menor de una casa hogar, la exfuncionaria pidió al gobernador Miguel Riquelme y a la procuradora Leticia Sánchez Campos, que no les tiemble la mano para aplicar sanciones.

“Se tiene que investigar y si tiene que llevar consecuencias que se haga justicia porque hay muchas madres que están muy molestas con esta señora, incluso hay una madre en Torreón que sigue luchando porque ellos tenían conocidos en los juzgados, promovían amparos y en vez de dar el permiso a las señoras, se los daban a los maridos, y es un delito”, reprueba.

Es tráfico de influencias, pues ella (Mayela) tenía un puesto privilegiado al estar al frente de la Pronnif, por lo que no solo vale el que se haya separado del cargo, sino también que se haga justicia.

En entrevista para VANGUARDIA, la excandidata a la Alcaldía por Saltillo, destacó que ella al ser regidora del Ayuntamiento en esta ciudad, atendió un sinfín de quejas de madres de familia, quienes denunciaron abuso de poder de la ahora señalada.

Afirma que las madres de familia le aseguraron que Mayela trabaja en contubernio hasta con jueces para resolver los casos a su favor o al de sus allegados.

“Se acercaron cerca de unas 20 señoras cuando yo era regidora, pedimos a Yezka una cita formal para que nos dieran expediente por expediente y saber cómo estaba la situación, no se pudo dar, pero pedimos a una doctora dar seguimiento a todos los casos, había muchos donde no se podía entregar a los niños, pero otros sí procedían, entonces se resolvieron pero quedaron otros pendientes”, detalla.

Reiteró que el tráfico de influencias se debe de castigar por la violación a las leyes, estas mismas generarán la sanción, sin embargo, exhortó a las autoridades a que sean sancionadas y no solo olvidadas por el sistema.

“Las irregularidades vienen desde hace tiempo, daño, maltrato verbal y prepotencia; hay que escarbarle que hasta jueces hay en contubernio, entonces debe de darse una buena limpiada al sistema”. Concluyó diciendo que otorga su voto de confianza a la nueva Procuradora, sin embargo, espera resultados de su administración.