El secretario General de la CATEM, Pedro Haces, indicó que hay una oportunidad para que el Poder Legislativo atienda un tema de enorme importancia para las familias de México

El secretario General de la CATEM, Pedro Haces, se pronunció a favor de reducir o incluso quitar la tasa de interés bancaria que se cobra a las remesas que envían los trabajadores mexicanos que radican en EU, pues éstas constituyen un pilar para la economía de las familias mexicanas.

“Al trabajador mexicano que radica en Estados Unidos le cobran de aquel lado y le cobran de este, pero además no hay un piso parejo porque cada institución bancaria cobra la comisión que quiere. Ahí hay una oportunidad para que el Poder Legislativo atienda un tema de enorme importancia para las familias de México”, señaló.

Haces recordó que en el año pasado se recibieron 33 mil millones de dólares por esa vía.

La captación de remesas ascendió a 3 mil 203 millones de dólares durante mayo, de esta forma, se observó la mayor entrada para un solo mes desde que Banco de México tiene registros (1995).

Las remesas familiares, una de las fuentes de divisas y recursos más importantes de México con alta incidencia en el consumo, se vieron favorecidas en mayo por dos factores: las políticas proteccionistas de Donald Trump y el Día de las Madres.