Archivo
A inicios de la administración de Rubén Moreira como Gobernador de Coahuila, se realizó una auditoría del programa, sin embargo, nunca se revelaron los resultados que se obtuvieron.

Debido a las irregularidades que han sido difundidas en los últimos días, el Congreso del Estado solicitará a la Secretaría de Finanzas un informe detallado de las retenciones y descuentos que se han aplicado a los empresarios del carbón de Coahuila por medio del Programa para el Desarrollo Minero (Prodemi) durante los últimos cuatro años y el destino de esos recursos.

En sesión ordinaria se aprobó por unanimidad un punto de acuerdo presentado por Lariza Montiel, diputada del Partido Acción Nacional (PAN), por lo que el Poder Legislativo pedirá directamente a Ismael Ramos Flores, titular de la Secretaría de Finanzas de Coahuila, que se transparente lo relacionado al Prodemi.

Jesús de León Tello, coordinador de la bancada del PAN en el Congreso Local, señaló que el programa minero se ha prestado al “coyotaje” y los más de 800 millones de pesos que presuntamente es la suma de lo que se ha descontado a los empresarios, no se ha traducido en obras para la Región Carbonífera.

“Es un asunto que se ha prestado al ‘coyotaje’ porque esos más de 800 millones de pesos no se han traducido en obras e infraestructura para la Región Carbonífera. Nosotros estamos pidiendo que se transparente, que se diga cuál fue el total de lo recaudado y a qué se ha destinado ese dinero. No se sabe nada”, dijo de León Tello.

En el punto de acuerdo también se señala que a inicios de la administración de Rubén Moreira como Gobernador de Coahuila, se realizó una auditoría del programa, sin embargo, nunca se revelaron los resultados que se obtuvieron.

“Tampoco supimos de mejoras al organismo ni la reestructura del mismo, tema que alguna vez también fue abordado por diversos actores políticos y autoridades estatales. Pero, el tema central de esta proposición, es que no sabemos qué fue de esas deducciones o descuentos a los mineros, supuestamente para obras públicas”, aseguró.

Finalmente, el diputado Antonio Nerio Maltos, también empresario minero, dijo que habrá que investigar cuál es la incidencia de “coyotaje” en el negocio, aunque aseguró que como se ha venido manejando, no sería viable que desaparezca el programa.

“La comercialización que se da en la región con quien no tiene contratos, los pequeños productores no pueden homogenizar las entregas, en determinadas semanas o meses producen cierta cantidad de carbón, a veces más, entonces en caso de que se desaparezca se van a perder muchísimos empleos”, dijo.