Pilotos de la F1 se arrodillaron para manifestarse contra el racismo.
Previo al comienzo de la temporada de automovilismo, los protagonistas quisieron manifestarse contra el racismo

Los pilotos de la Fórmula Uno están en contra del racismo en todas sus formas y antes de comenzar la temporada lo dejaron en claro con una manifestación, antes de prender los motores. 

 Encabezados por Lewis Hamilton, séxtuple campeón del mundo de Fórmula Uno, y otros pilotos, como el holandés Max Verstappen (Red Bull) se arrodillaron en contra del racismo en la parrilla de salida del Gran Premio de Austria.

Los pilotos fueron comandados por Lewis Hamilton, único piloto de raza negra del circuito.

Hamilton, portaba una camieseta con el lema "Black Lives Matter", que ganó protagonismo mundial a raíz del brutal asesinato del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco en Minnesota.

 Los pilotos emularon de esta forma a Colin Kaepernick, cuando se manifestó contra la brutalidad policial en Estados Unidos previo a un partido de futbol americano. 

Sin embargo, Kaepernick  perdió su puesto de trabajo por arrodillarse durante el himno de los Estados Unidos en la protesta.

Los pilotos guardaron un minuto de silencio antes de que se interpretara el 'Land der Berge', el himno de Austria, que albergará las dos primeras de las ocho carreras del Mundial de F1 inicialmente anunciadas: el Gran Premio de Austria y el de Estiria -región en la que se encuentra el Red Bull Ring de Spielberg-, el próximo fin de semana.