Archivo
El PND asegura que se profundizará la inclusión financiera de todas las personas, priorizando a los grupos históricamente discriminados o en territorios con alta marginación

En 2024, el 50% de la población de adultos en México tendrá acceso a servicios financieros, de acuerdo con las metas del Plan Nacional de Desarrollo (PND).

El documento resalta que al cierre de 2018, 43% de dicho segmento poblacional estaba incluido en los servicios financieros.

Para alcanzar dicha meta, el PND asegura que se profundizará la inclusión financiera de todas las personas, priorizando a los grupos históricamente discriminados o en territorios con alta marginación, preservando la solvencia y estabilidad de los sectores bancario, no bancario de valores, asegurador, afianzador y de las Administradoras para Fondos de Retiro.

En ese mismo sentido, busca fortalecer la oferta de financiamiento y servicios complementarios en condiciones accesibles y favorables, particularmente a las personas emprendedoras, las micro y pequeñas empresas, el sector rural, las empresas y organismos del sector social de la economía, priorizando los proyectos que fomenten una economía sostenible con respeto a los derechos humanos.

El documento destaca también la estrategia que la presente administración busca aplicar para combatir el uso del efectivo a partir del uso de la tecnología, para lo cual se ha puesto como meta que hacia el año 2024, el uso de los pagos electrónicos como proporción del Producto Interno Bruto pasará de 18.6 a 25%.

Así, el PND resalta que el gobierno promoverá el uso de transacciones electrónicas a través de sistemas de pagos seguros, con mayor cobertura territorial y con condiciones de accesibilidad para toda la población, atendiendo la brecha digital por sexo y edad, así como el acceso a las tecnologías de la información y comunicación de pueblos indígenas y comunidades marginadas.

A la par, asegura que se promoverá la competencia e innovación en el sistema financiero y se favorecerá la entrada de nuevos participantes salvaguardando la estabilidad del sistema financiero.

El PND también muestra que se mejorará la cobertura, suficiencia, transparencia y sostenibilidad financiera del sistema de pensiones.

En tanto, detalla que se ampliará el acceso de las empresas al financiamiento y a los mercados de crédito y de capital a través de los mercados de valores. En tanto, se fortalecerá el conocimiento en materia financiera de la población, particularmente mediante la educación financiera incluyente, con pertinencia cultural, sensible al género y al ciclo de vida.