Olga Sánchez Cordero fue testigo del acto y felicitó a Coahuila por ser la primera entidad en impulsar una estrategia con estas características | Foto: Cortesía
Esta iniciativa se inscribe en las políticas públicas que han impulsado los tres poderes en Coahuila

El Poder Judicial de Coahuila y el IEC firmaron  un convenio para impulsar la declaración 3 de 3 contra la violencia de género, de cara al proceso electoral en curso en el Estado.

El acto fue atestiguado por Olga Sánchez Cordero, Secretaría de Gobernación, al concretarse en la sede de esa dependencia federal, en la Ciudad de México.

La declaración 3 de 3 contra la violencia de género permitirá que los candidatos y candidatas comprueben no haber sido sentenciados por delitos de violencia física, política o económica.

El mismo fue firmado por el Magistrado Miguel Felipe Mery Ayup, Presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura y por Gabriela de León Farías, con la presencia de Sánchez Cordero como testigo de honor.
 
El Convenio sienta las bases para la implementación de los lineamientos para que los partidos políticos nacionales y, en su caso, los partidos políticos locales, prevengan, atiendan, sancionen, reparen y erradiquen la violencia política contra las mujeres en razón de género”.

Lo anterior en lo relativo a la llamada 3 de 3 contra la violencia, de forma que se establezca un mecanismo que garantice a la ciudadanía coahuilense que las personas que se pretendan postular por algún cargo de elección popular, no hayan incurrido en actos u omisiones que violenten o afecten negativamente a una mujer a partir de su género.

El IEC promoverá en el proceso electoral local del presente año la adhesión voluntaria de candidatos a esta iniciativa para que soliciten  la constancia ante el Poder Judicial  que acrediten que no hay a su nombre sentencia ejecutoriada por violencia política contra las mujeres en razón de género.

Tampoco por violencia familiar y/o doméstica, o cualquier agresión de género en el ámbito privado o público, por delitos sexuales, contra la libertad sexual o la intimidad corporal o por estar inscrito en el Registro de Deudores Alimentarios Moros (REDAM).

Esta iniciativa se inscribe en las políticas públicas que han impulsado los tres poderes en Coahuila en coordinación con los Organismos Autónomos por prevenir, sancionar y erradicar la violencia hacia la mujer.

En el Acto el Magistrado Miguel Felipe Mery Ayup, Presidente del Poder Judicial, destacó que el Poder Judicial está listo para asumir la responsabilidad de informar desde su quehacer jurisdiccional, si algún candidato cuenta con registro por alguna de las faltas antes mencionadas.

“De esta manera se fortalece la calidad de la democracia en Coahuila, ya que los ciudadanos pueden tener mayores certezas sobre el comportamiento de sus candidatos”, apuntó.

Por su parte la Consejera Presidenta del IEC agradeció el acompañamiento de la Secretaria de Gobernación y por dar las directrices para que todas las autoridades, en el ámbito de su competencia, actúen con perspectiva de género.

También reconoció el respaldo del Gobierno de Coahuila, que ha generado espacios seguros para que las mujeres participen cada vez más en la toma de decisiones públicas.

En su participación Sánchez Cordero felicitó a Coahuila por ser la primera entidad en impulsar una estrategia con estas características,  destacando que “el respeto irrestricto al derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencia es una condición necesaria para ser un representante popular.

“Más en este año en donde se renovarán 15 gubernaturas, las representaciones en la Cámara de Diputados. Se trata desde luego del mayor proceso electoral de la historia de nuestro país. Son 21 mil cargos de elección popular”, apuntó.

Con la firma de este convenio  el Instituto Electoral de Coahuila y el Poder Judicial de Coahuila fortalecen el andamiaje de un estado democrático y la confianza de la ciudadanía en sus instituciones.