"El Niño" ocasionaría ciclones y lluvias atípicas.
Según pronóstico de la Conagua, existe un 50 por ciento de probabilidad de que se repita este fenómeno meteorológico

CANCÚN, QR.- Oficialmente dio inicio la temporada de lluvias y ciclones tropicales 2017, en la cual se esperan 27 huracanes en total: 16 para el Océano Pacífico y 11 para el Atlántico. Esto significó un huracán menos que el promedio histórico.
De estos, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) pronosticó que de los 16 para el Pacífico seis pueden ser tormentas tropicales, cuatro huracanes categoría 1 o 2 y seis huracanes categoría 3 o superior.
Los ciclones del atlántico se espera que siete sean tormentas tropicales, dos huracanes categoría 1 o 2 y dos huracanes categoría 3 o superior.
Roberto Ramírez de la Parra, director general de la Conagua, anunció que durante esta temporada se espera que impacten de tres a cinco ciclones en territorio nacional.
Este año se tiene 50 por ciento de probabilidad de presentar el fenómeno de ‘El Niño’ para el otoño de 2017, lo que ocasionaría un incremento en la intensidad de los ciclones.

TORMENTAS MÁS INTENSAS
El titular nacional de Conagua informó que en 2016 se registraron tormentas más intensas en periodos más cortos, mayor lluvia en zonas secas y poca precipitación en zonas normalmente húmedas.
“Provocó una alteración en la intensidad y convergencia de los vientos que provienen del oriente y de las temperaturas de los océanos impactando con ello los patrones de lluvia en nuestro país”.
El año pasado se tuvieron 8 huracanes más de los 36 esperados: 15 en el Océano Atlántico y 21 en el Pacífico. De ellos, 18 de llegaron a categoría de huracán.
Aunado a ‘El Niño’, 2016 fue considerado el año más cálido del que se tiene registro, con un aumento en la temperatura de 1.5 grados centígrados, siendo el mes de julio el más caluroso.
El invierno 2016 – 2017 fue el más cálido registrado en el país, pues hubo temperaturas superiores a 40 grados centígrados en diversas partes de la República Mexicana.
En lo que va de 2017, en los primeros cuatro meses se ha registrado 29 por ciento menos lluvia que el promedio nacional.
Sin embargo, se tiene un abasto de agua asegurado para dos años completos y dos ciclos agrícolas con un superávit de 8 mil 594 metros cúbicos de agua en presas mexicanas.