Tomada de Twitter
El árbitro marcó una pena máxima para Sinaloa, tras juzgar que el balón había tocado la extremidad de un jugador del Atlético de San Luis

La primera polémica en la Final entre Atlético de San Luis y Dorados de Sinaloa llegó antes de los 10 minutos de empezar el partido.

En un recentro con la cabeza de Amaury Escoto, Enrique López supuestamente desvío el balón con la mano, a lo que el silbante del encuentro juzgó como penal.

Y es así, como el Ida del encuentro final por el campeonato del Clausura 2019 del Ascenso MX, Cristian Javier Báez hizo el 1-0 ante los potosinos, en una jugada que queda para la polémica pues en ningún momento se ve que el esférico toque la mano de López.