Tributo durante una protesta silenciosa en memoria del periodista asesinado Jan Kuciak y su novia Martina Kusnirova, visto en una foto, en Bratislava, Eslovaquia. Foto: AP
Kuciak, de 27 años, y su novia fueron hallados muertos en la noche del domingo en su casa en la población de Velka, en el oeste de Eslovaquia, con disparos en la cabeza y el tórax.

La Policía de Eslovaquia detuvo hoy durante registros de empresas y casas en el este del país a al menos dos empresarios italianos presuntamente vinculados a la mafia calabresa, en el marco de la investigación del asesinato del periodista Jan Kuciak y su novia Martina Kusnirova.

Según el portal online del diario "Sme", los empresarios italianos detenidos son Antonino Vadala y su hermano Bruno, así como posiblemente también un primo de ellos.

Kuciak, de 27 años, y su novia fueron hallados muertos en la noche del domingo en su casa en la población de Velka, en el oeste de Eslovaquia, con disparos en la cabeza y el tórax.

En su último reportaje, inconcluso, el periodista asesinado sostuvo que los italianos en Eslovaquia habían construido una red de nexos políticos que llegaba directamente hasta la oficina del primer ministro socialdemócrata Robert Fico.

Según Kuciak, la asistenta personal de Fico, Maria Troskova, fue en el pasado socia y pareja de Antonino Vadala, a quien el periodista identificaba como el principal "cerebro" de la red mafiosa italiana en Eslovaquia, especializada en delitos como el fraude fiscal y la malversación de fondos de la Unión Europea.

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, anunció hoy la intención de enviar un equipo de expertos a Eslovaquia para ayudar a investigar el doble asesinato.

Según el eurodiputado alemán Manfred Weber, las informaciones más recientes apuntan a que los asesinatos también podrían estar relacionados con un caso de malversación de fondos de la Unión Europea.