Ceniza. Hoy es el día que marca el inicio de la Cuaresma. Es el tiempo en el que los católicos están llamados a la oración y a los actos de caridad y solidaridad. | Foto: Especial
El miércoles de ceniza es el día que marca el inicio de la Cuaresma, el momento de recogimiento y de preparación para la Pascua. Pero esta fecha está llena de mucho significado

El Miércoles de Ceniza es el día que marca el inicio de la Cuaresma. Es el arranque del tiempo litúrgico de preparación para la Pascua, en el que los católicos están llamados a la oración y a los actos de caridad y solidaridad con el otro.

No es solo para los católicos, cualquiera puede participar en la imposición de la ceniza. 

La fecha del Miércoles de Ceniza varía cada año, entre el 4 de febrero y el 10 de marzo. Este 2020 es hoy, 26 de febrero. 

Este día se coloca una cruz de ceniza en la frente de los fieles, como una invitación a la conversión y la penitencia, y un símbolo de lo efímera que es la vida de los hombres y la grandeza de Dios. 

Tradición. La cruz en la frente de los fieles es un símbolo de lo efímera que es la vida de los hombres y la grandeza de Dios. | Foto: Especial

Esta celebración marca el inicio de la Cuaresma, un tiempo que dura 40 días del Miércoles de Ceniza al Jueves Santo, la misa de la cena del Señor.  

El número 4 simboliza el universo material y las pruebas y dificultades de la vida de los hombres en la tierra. También hace referencia a los 40 días del diluvio, los 40 años de la marcha del pueblo judío y los 40 días que pasó Jesús en el desierto antes de empezar a predicar.

En la Iglesia primitiva la duración de la Cuaresma variaba, fue hasta el siglo siete que la duración se estandarizó a los cuarenta días de ayuno para reflejar el ayuno de Cristo en el desierto, por eso mismo la celebración se produce en miércoles.

El origen del nombre

El uso de la ceniza que da nombre a este día, se debe a la tradición judía de los cristianos. 

Cuando el pueblo judío hacía algún tipo de sacrificio, los judíos cubrían de ceniza su cuerpo, resaltando el sentido simbólico de muerte y caducidad de las cenizas. 

Más tarde, los primeros cristianos recuperaron este gesto para el Sacramento de la Reconciliación, hasta que en el siglo 11, la Iglesia de Roma estandarizó este gesto.

El acto consiste en la imposición de la ceniza en la frente de los fieles formando una cruz. Este gesto sirve para reconocer la propia fragilidad y mortalidad.

Polvo eres. Seguir esta tradición no es solo para los católicos, cualquiera puede participar en la imposición de la ceniza. | Foto: Especial

¿De dónde vienen las cenizas?

Son el producto de la combustión de las palmas del Domingo de Ramos anterior. Tras bendecir las palmas el Domingo de Ramos, al acabar la Semana Santa estas se queman, se rocían con agua bendita y luego se aromatizan con incienso. 

¿Cómo se impone?

Es necesario que el acto se preceda con una liturgia de la palabra y solo un sacerdote o un diácono pueden proceder a la imposición para toda la familia.

Imposición de ceniza

La fe católica considera este rito de la imposición de la ceniza como un análisis de conciencia y de arrepentimiento. Simboliza la muerte, la humildad y la penitencia; hace conciencia de la nada y de la vanidad de las cosas; también representa la destrucción de los errores del año anterior, al ser quemados. La idea es llegar ‘purificados’ al día más sagrado de su religión que es el Domingo de Pascua o de Resurrección.

La Semana Santa

> El Jueves Santo se conmemora la Última Cena en la cual Jesús comió con sus apóstoles.

> El Viernes Santo Jesús es crucificado.

> El Sábado de Gloria se recuerda el paso de Jesucristo entre la muerte y la resurrección.

> El Domingo de Pascua concluye la Semana Santa y en esta fiesta los cristianos celebran la Resurrección de Jesucristo tras haber sido crucificado. 

Judíos. El uso de la ceniza que da nombre a este día, se debe a que los judíos se cubrían siempre de ceniza en sus ritos. | Foto: Especial

El simbolismo del número 40

> En la antigüedad los adultos vivían solo 40 años. La vida de Moisés es un ejemplo claro. Murió a los 120 años que san Esteban divide en tres etapas de 40: el tiempo que pasó en Egipto, el tiempo que pasó en el desierto y el tiempo que vivió al servicio de Dios y de su pueblo. Es como si hubiera vivido tres ‘vidas’. 

> Isaac se casó con Rebeca a los 40 años. 

> 40 años, es el tiempo que Israel, guiado por Moisés, caminó por el desierto, que duró el reinado de David y que Job vivió felizmente.

> 40 días duró el diluvio, el tiempo que Moisés pasó en oración antes de recibir las tablas de la Ley, lo que tardaron sus enviados en explorar la Tierra Prometida y lo que Elías anduvo antes de encontrarse con Dios. Jonás anunció la destrucción de Nínive a los 40 días.

> Jesús fue presentado en el templo a los 40 días de su nacimiento, durante 40 días permaneció en el desierto antes de iniciar su vida pública.

La Cuaresma supone el tiempo necesario, el tiempo oportuno.

¿Sabías?

-Mientras, el sacerdote dibuja con la ceniza una cruz en tu frente, pronuncia las palabras: “Recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás” o “Conviértete y cree en el Evangelio”.

-La Iglesia establece que la abstinencia de carne se puede suplir por una obra de caridad, de piedad o por un sacrificio.

-El origen de la abstinencia de la carne se remonta a que la carne roja proviene de mamíferos terrestres de sangre caliente y se -vincula con lo mundano, la lujuría y la falta de control sobre la voluntad.