El secretario de Estado de EU, Mike Pompeo (i), estrecha la mano del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan (d), durante su reunión, en Ankara, Turquía. Foto: EFE
Mike Pompeo, afirmó que las autoridades saudíes prometieron que fincarán responsabilidades si la investigación determina que alguien cometió algún delito en relación con la desaparición del periodista Jamal Khashoggi.

El secretario de Estado de EU, Mike Pompeo, llegó hoy al aeropuerto de Ankara, procedente de Riad, en un viaje dedicado a esclarecer qué ocurrió con el periodista saudí Jamal Khashoggi, desaparecido desde que entró el pasado 2 de octubre en el consulado de su país en Estambul.

Pompeo, quien ayer se reunió con el rey saudí, Salman bin Abdulaziz, será recibido en el propio aeropuerto de Ankara por el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, poco antes de que éste parta desde allí en viaje oficial a Moldavia.

Más tarde, Pompeo también se entrevistará con su homólogo turco, Mevlüt Çavusoglu, quien adelantó ayer estar "feliz" de poder hablar con el político estadounidense para conocer más detalles del caso Khashoggi.

"No sabemos qué información traerá de Riad, no sabemos qué hay, lo explicará una vez que llegue", dijo Çavusoglu la víspera.

La investigación turca del caso sufrió un nuevo retraso anoche, dado que los funcionarios saudíes que debían facilitar el registro de la residencia del cónsul saudí en Estambul por parte del equipo turco que investiga la desaparición del periodista, impidieron esa inspección al cortar todos sus contactos con los inspectores del país anfitrión.

Pese a tener autorización para la inspección, el equipo de policías, fiscales y forenses turcos esperó ayer en vano durante horas, hasta entrada la noche, delante del recinto de la residencia a que se les abrieran las puertas.

Pompeo afirma que A.Saudí exigirá responsabilidades si hay culpables

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, afirmó hoy que las autoridades saudíes le han prometido que exigirán responsabilidades si la investigación determina que alguien cometió algún delito en relación con la desaparición del periodista Jamal Khashoggi, independientemente de la posición que tenga.

"Me dijeron que van a hacer una investigación exhaustiva, completa y transparente", dijo Pompeo en la base Rey Salman de Riad, momentos antes de partir a Turquía.

"Asumieron también el compromiso de exigir responsabilidades a cualquiera que esté conectado con cualquier delito que pueda encontrarse, ya sea un superior o un funcionario", añadió en unas declaraciones difundidas por el Departamento de Estado.

Pompeo llegó ayer a Riad, donde se entrevistó con el rey Salman bin Abdelaziz y el príncipe heredero Mohamed bin Salman, para conversar sobre la desaparición del periodista saudí Jamal Khashoggi el pasado día 2 tras visitar el consulado de Arabia Saudí en Estambul.

Las investigaciones en Turquía apuntan a que Khashoggi, exiliado desde 2017 y un crítico moderado con el régimen saudí, pudo ser asesinado en el consulado, algo que han rechazado las autoridades del reino en todo momento.

"En cada una de las reuniones insistí en la importancia de que realicen una investigación completa sobre la desaparición", dijo Pompeo, al asegurar que las autoridades saudíes se comprometieron con él a "mostrar al mundo entero los resultados de su investigación”.

"También dijeron que lo harían rápidamente (...) dijeron que entendían la importancia de hacer esto de forma rápida y oportuna, de forma que pudieran empezar a dar respuesta a preguntas importantes", señaló.

El secretario de Estado subrayó que las autoridades saudíes "no hicieron excepciones sobre a quién harían responsable. Fueron muy claros", dijo.

En opinión de Pompeo es "razonable" dar una oportunidad al Gobierno saudí en este asunto.

"Después todos juzgaremos, y evaluaremos el trabajo que hacen", afirmó.

El jefe de la Diplomacia estadounidense consideró que su viaje a Riad ha sido "increíblemente exitoso" por el compromiso trasladado por las autoridades del reino.

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció el pasado lunes el viaje de Pompeo a Riad después de haber mantenido una conversación telefónica con el rey saudí.

Al anunciar el viaje, Trump aseguró que el monarca le negó que tuviera ningún conocimiento sugirió este asunto y el presidente sugirió que Khashoggi pudo ser víctima de "asesinos por cuenta propia”.

Trump, que hace días amenazó con imponer un "castigo severo" a Arabia Saudí en caso de que se confirmase el asesinato, ha rebajado el tono en los últimos días.