La banca podrá reportar a las autoridades movimientos financieros sospechosos de abanderados, militantes, dirigentes o sus familiares. Foto: Tomada de Internet
La banca podrá reportar a las autoridades movimientos financieros sospechosos de abanderados, militantes, dirigentes o sus familiares

Las autoridades financieras reforzaron la prevención del uso de recursos de procedencia ilícita durante este proceso electoral.

Por medio de una guía, el sistema bancario pondrá especial atención en actividades inusuales de candidatos, precandidatos, militantes de partidos políticos, dirigentes partidistas, servidores públicos e incluso líderes sindicales.

Arturo Herrera, secretario de Hacienda, explicó que la banca y las instituciones financieras podrán reportar en 24 horas movimientos bancarios sospechosos de estas personas, incluyendo sus familiares o colaboradores. También, lo que tenga que ver con emisión de facturas, transferencias internacionales o movimientos con operaciones de algún estado sin concordancia para el que compiten en la elección.

La actividad inusual será reportada a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, que a su vez enviará el reporte a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

Santiago Nieto Castillo, titular de la UIF, detalló que en cada proceso electoral hay un incremento de 6% en el uso de dinero en efectivo durante las campañas.

El funcionario reveló que presentaron tres denuncias ante la Fiscalía General de la República por presuntas irregularidades en el actual proceso e investigan diez casos de posible financiamiento ilícito a candidaturas.

SEÑALES DE ALERTA:

Los recursos con los que se liquidan operaciones provienen de personas diferentes al titular o beneficiario.
Los montos operados en las cuentas de los clientes o usuarios se consideran inusualmente altos.
Los recursos provienen de empresas de reciente creación que posean grandes volúmenes de operaciones.
Empresas contratadas por partidos políticos y candidatos sin objeto social definido.
Frenarán posible dinero ilícito en las campañas

Bancos podrán reportar en 24 horas movimientos inusuales de los abanderados y sus familiares.

Las autoridades financieras emitieron una guía para prevenir el uso de recursos de procedencia ilícita durante el proceso electoral. Por ello, el sistema bancario pondrá especial atención en actividades inusuales de candidatos, precandidatos, militantes de partidos políticos, dirigentes partidistas, servidores públicos y hasta dirigentes sindicales.

De acuerdo con el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, la banca o las instituciones financieras podrán reportar en 24 horas movimientos inusuales de estas personas, incluyendo sus familiares o colaboradores; también lo que tenga que ver con emisión de facturas, transferencias financieras internacionales o movimientos con operaciones de algún estado sin concordancia para el que compiten en la elección.

La actividad inusual será reportada a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, quien a su vez enviará el reporte a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

“La observación empírica del fenómeno electoral demuestra que el día de las elecciones siempre hay un notable incremento del uso de efectivo”, reconoció Arturo Herrera.

Por su parte, Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, detalló que datos publicados por el Banco de México señalan que en cada proceso electoral hay un incremento de 6 por ciento en el uso de efectivo durante las campañas.

Además, “a lo largo de los últimos años se han presentado casos relacionados con la coincidencia en aportaciones y donaciones de personas físicas y morales con campañas electorales locales o federales, asociaciones que reciben dinero de empresas fachada o que distribuyen recursos a partir de tarjetas bancarias para financiar campañas electorales”, señaló.

Denuncias en curso

Nieto Castillo reveló que la UIF presentó tres denuncias ante la Fiscalía General por presuntas irregularidades en el actual proceso electoral, y también están investigando 10 casos de posible financiamiento ilícito a candidaturas, gracias al modelo de riesgo de la dependencia.

Además, se tienen dos investigaciones pendientes, una de ellas relacionada con la operación Zafiro, un esquema de empresas fachada que fue utilizado para financiar  campañas electorales entre 2016 y 2018.

De acuerdo con el INE, la rendición de cuentas es uno de los pilares fundamentales del sistema electoral. Aquel candidato que compruebe y justifique el uso de los recursos siempre tendrá mayor legitimidad que aquel que no lo haga. Si, además, no se informa sobre los recursos que se utilizan en actos políticos a las autoridades fiscalizadoras correspondientes, esta conducta se considera un delito.