Octavio García Aymerich, presidente del Colegio de Contadores Públicos de La Laguna | Foto: Sandra Gómez
En las últimas semanas se han perdido en México más de 340 mil empleos y no se cuenta con el apoyo del gobierno federal

Torreón, Coahuila.-  La iniciativa privada, a través de las cámaras empresariales, está proponiendo al gobierno federal, que está bien que no condone impuestos, pero si permita diferir para los próximos meses el pago de impuestos de marzo, abril y mayo, dijo el Octavio García Aymerich, presidente del Colegio de Contadores Públicos de La Laguna.

Explicó que por la crisis económica y del coronavirus, en las últimas semanas se han perdido en México más de 340 mil empleos y no se cuenta con el apoyo del gobierno federal a fin de frenar los despidos que están haciendo las empresas.

Se ha declarado una emergencia sanitaria, en lugar de llamarle contingencia sanitaria, con la finalidad de obligar a los patrones que suspendan actividades, pagándole a la totalidad de su planta laboral el cien por ciento del salario, lo cual es casi imposible para muchas, consideró.

El panorama económico para México se percibe complicado para los próximos meses”, aseveró.

Lo que el empresario exige es que se otorguen plazos para el pago de contribuciones, como lo está haciendo el sistema financiero, al aplazar para agosto el pago de mensualidades, sin pagos adicionales de intereses.

Es un “respiro” lo que están pidiendo los empresarios, porque si están cerradas o trabajando a la mitad y se declara la planta laboral completa, se genera la retención del ISR que se tendría que pagar el día 17 de cada mes.

La respuesta el gobierno hasta ahora es que no puede condonar impuestos, ni otorgar plazos, porque después no tendría manera de ayudar a los pobres.

Lo que se advierte es que el gobierno federal no está dispuesto a parar las grandes obras, como la del Tren Maya, la de las refinerías y el aeropuerto, para destinar esos recursos para apoyar a los empresarios, porque la primera consecuencia del desempleo, es la inseguridad.

Cualquier persona al no tener ingresos porque que ha sido despedido de su trabajo, busca la manera de hacerse de recursos para sobrevivir, pero en este caso el gobierno lo que quiere es que las empresas aporten las soluciones.

García Aymerich recomendó a los empleados que están siendo despedidos a que no se nieguen a una negociación con sus patrones, para tratar de llegar a un acuerdo y tal vez anticipar vacaciones para evitar los despidos. 

Sandra G. Gómez

Nací en la ciudad de Torreón. Estudié Comunicación en el Instituto Superior de Ciencia y Tecnología (ISCyTAC), y maestría en Publicidad y Mercadotecnia en la Universidad Iberoamericana (UIA) Plantel Laguna.
Soy hija de Don Alonso Gómez Uranga, (Q.E.P.D), adicta al trabajo y singularizada por la modestia con la que revisto mi vida.
Inicié mi carrera periodística bajo la dirección de mi padre, uno de los periodistas más reconocidos que haya dado la Comarca Lagunera y he acumulado más de 30 años en el oficio de la información.
Para la televisión y la radio he colaborado en medios como Televisa y la Organización Impulsora de Radio (OIR).
Lo cierto es que a mí me gusta mucho investigar noticias, seguir los datos para conocer la verdad, hablar con los contactos personales, consultar artículos, realizar búsquedas y hacer entrevistas cara a cara, por teléfono o correo electrónico, como se pueda. 
Desde hace 12 años colaboro como corresponsal en Torreón en el periódico Vanguardia.