La historia detrás de la fotografía más icónica del físico ganador del Premio Nobel

Una de las mentes más grandes de la historia, Albert Einstein es conocido por haber abierto el campo de la física cuántica, descubrir la ley de la relatividad y por ende mejorar nuestro conocimientos sobre el universo.

Nunca pienso en el futuro. Llegará bastante pronto
Albert Einstein

Sin embargo, menos gloriosamente, es conocido por la siguiente fotografía tomada por Arthur Sasse donde el físico sacó la lengua para la cámara.

El origen de esta imagen fue el 14 de marzo de 1951, donde sus colegas y amigos celebraban su cumpleaños número 72, y muchos fotógrafos cubrieron el evento completo, cosa que no entusiasmó a Einstein.

A la conclusión del evento, el Dr. Frank Aydelotte (retratado a la izquierda del físico) cabeza del Instituto de Estudios Avanzados y su esposa se presentaron para llevarlo a casa. Al subirse al automóvil, un gran número de fotógrafos los rodearon.

Cansado de fingir sonrisas todo el día durante su celebración, el Nobel de Física se mostraba apático. Tras múltiple insistencias de Sasse para que sonriese, finalmente Einstein reaccionó de una forma no esperada. El hombre sacó su lengua, y el fotógrafo logró capturar el momento a diferencia del resto.

La imagen se volvió una de las más famosas, y el mismo Einstein gustó de la fotografía y pidió 9 copias de la instantánea para repartir entre sus amigos en cartas de felicitaciones. De estas copias, llegó a firmar una de ellas para un reportero. Esta copia fue subastada el 19 de junio por 74,324 dólares.

Recientemente, el canal National Geographic produjo la serie “Genius” donde el actor Geoffrey Rush interpretó al legendario físico.