Reclamo. Tres colonias aledañas al penal varonil tienen un servicio irregular de telefonía celular e internet a causa del sistema de bloqueo de comunicación del penal. JESÚS PEÑA
La situación se complica porque los niños que estudian no pueden conectarse al internet

Por años las colonias Satélite Norte, Saltillo 2000 y San José de Flores, han aguantado que se les corte la señal de celular o que no haya internet, todo por vivir cerca del penal de Saltillo. 

Pero ahora, con esto de la pandemia, del “quédate en casa”, la situación, sobre todo de las familias que tienen hijos en la escuela, se ha agravado.

Vecinos del sector San José de Flores, que se ubica a unos 200 metros del centro penitenciario varonil, se quejaron de la falta de conectividad que ocasiona el sistema de inhibición o bloqueo de aparatos de comunicación con que cuenta el Cereso.

“A todas las colonias de alrededor del penal obvio que nos afecta”, dijo un vecino.

Denunció que es frecuente que cuando los estudiantes del sector se conectan para descargar y mandar sus tareas escolares, la señal se vaya, lo que dificulta aún más tomar las clases virtuales.

“Eso no es nuevo, ya tiene mucho que nos está afectando… Y ahorita los chicos batallan y es normal porque mientras esté el penal aquí, ¿cómo le podemos hacer?, se va la señal y…  A veces estamos en una llamada y se corta de repente, es muy difícil, muy, muy difícil”, comentó una vecina de San José de Flores.

Esto a pesar de que muchas de las familias que viven en este fraccionamiento semiprivado cuentan con internet satelital.

Los moradores de esta colonia dijeron que ya se han cansado de reportar este problema a las autoridades y ya se han cansado de ser ignorados.

Por eso cuando el reportero fue en su busca no quisieron hablar ni dar sus nombres.

“¿Para qué?, si ya sabemos que no van a hacer nada, nadie va a poder hacer nada”, dijo una madre de familia de la colonia.

Y pidió el apoyo, ya no del Gobierno, ni de las autoridades del Cereso, sino de los distribuidores de internet.

“El penal no lo van a cerrar por eso y no lo van a quitar los bloqueadores que tienen para eso, ¿qué se puede hacer? Que los distribuidores de internet se pongan las pilas…”, señaló otra lugareña del sector.

Y detalló que además de este problema la colonia padece de la falta de luminarias además de robos, pero tampoco las autoridades les han hecho caso. 

“¿Cómo le hacemos?”, preguntan.