Foto: Especial
Hoy las camionetas (pickups) dejaron de ser una herramienta de trabajo para convertirse en un producto de consumo masivo que corre por las calles y carreteras de los países desarrollados y las economías emergentes

Al principio la usaban los granjeros en el campo o los contratistas que transportan carga.

Pero hoy las camionetas pickups dejaron de ser una herramienta de trabajo para convertirse en un producto de consumo masivo que corre por las calles y carreteras de los países desarrollados y las economías emergentes.

No es extraño entonces que el vehículo más vendido del mundo sea la serie Ford F y -dentro de ella- su modelo más popular: la pickup Ford F-150.

Solo en la primera mitad de 2018 Ford vendió 534.827 unidades a nivel global, un 3% más que en el mismo período del año anterior, según datos de la consultora de análisis automotriz JATO Dynamics, que analizó 56 mercados a nivel internacional.

Y en 2017 las ventas superaron el millón de vehículos, cuya gran mayoría fue a parar al mercado estadounidense, donde lleva la delantera desde hace más de cuatro décadas.

Foto: Especial

¿Por qué es el más vendido?

La serie Ford F estuvo entre las primeras camionetas que aparecieron en el mercado de Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial, con un diseño más confortable que los que se conocían hasta ese momento.

"Hizo un ingreso temprano al mercado y ofreció algunas características innovadoras", le dice a BBC Mundo M. Berk Talay, profesor de Marketing de la Universidad de Massachusetts Lowell.

Con el tiempo evolucionó hasta completar 13 generaciones, un ritmo de actualización mucho más rápido que el resto de sus competidores.

Foto: Especial

"Esa innovación permanente le ha ayudado al F-150 a mantener su liderazgo en el mercado", agrega Talay.

Nissan y Toyota han intentado avanzar en el mercado de las pickup, pero no les ha sido fácil, incluso considerando que el valor promedio de una F-150 bordea los US$47.000.

Desde que salió al mercado en 1975, la F-150 fue ganando adeptos, en la medida que los consumidores optaron por vehículos de mayor tamaño.

"Podríamos decir que el F-150 es un símbolo de esa tendencia", señala el investigador.

O al mirarlo desde otro punto de vista, también se puede decir que esta camioneta "es el símbolo del éxito de los fabricantes automotrices estadounidenses para convencer a los consumidores de que necesitan vehículos más grandes".

Foto: Especial

¿Qué dice de los consumidores?

Dado que cerca de un 80% de las F-150 se vende en América del Norte (principalmente Estados Unidos), un análisis de los consumidores del vehículo más comprado en el mundo nos lleva directamente a observar la sociedad estadounidense.

En ese país, más de la mitad de todas las ventas corresponden a camionetas o SUVs (conocidos como todoterreno, o utilitarios deportivos), que se han hecho populares entre las familias con varios hijos.

Ese mercado ha crecido con fuerza en la mayor economía del mundo, puesto que en comparación con otros países, el precio de la gasolina es más bajo, los impuestos son menores y las redes urbanas les dejan espacio para circular.

Foto: Especial

El problema es que ese tipo de vehículos provoca mayor contaminación ambiental que los modelos de menores dimensiones y es por eso que la expansión de sus ventas conlleva un peligro.

"Los consumidores prefieren la conveniencia personal por sobre los costos ambientales o de largo plazo", comenta Talay.

Una parte importante de compradores vive en zonas suburbanas o rurales. Entre ellos hay familias de clase media y empresas de tamaño pequeño o mediano.

Aunque en los últimos años, los fabricantes de pickups han agregado características más lujosas para penetrar un segmento con mayor poder adquisitivo.

"A medida que pasa el tiempo, es probable que aumente el número de personas que compra una camioneta por razones que van más allá de su utilidad", apunta Talay.

Foto: Especial

Más lujo

De hecho, las F-150 están siendo diseñadas para el confort de los pasajeros, incluyendo una segunda corrida de asientos, conexión bluetooth, aislación de ruido o cubiertas de cuero.

Tanto ha sido el éxito de las pickups y los todoterreno en los últimos años, que algunas empresas como Ford están reduciendo la producción de modelos sedán.

Así quedó confirmado en julio de este año, cuando Ford anunció planes para dejar de producir ese tipo de autos en Estados Unidos.

Los únicos modelos que seguiría vendiendo después del 2020 son el icónico deportivo Mustang y una nueva versión del Focus, que será más cercana a una SUV que a un sedán.

En el ranking de los más vendidos a nivel global, después de la serie Ford F, sigue el Toyota Corolla (versión sedán), Volkswagen Golf, Honda Civic y Toyota RAV4.

Fuente: BBC