Foto: Internet
Intentando ponerle seriedad a un programa que no era nada serio, esta cinta termina con un producto que simplemente no es tan divertido para justificar su existencia

Los “Power Rangers” nunca fueron una buena serie. Listo, ya lo dije. Crucifíquenme si quieren. Y yo era fan, de verdad se los digo, pregúntenle a mi mamá. Tenemos que poner las cosas como son: cuando se transmitieron por televisión todos éramos unos niños. Claro que nos hacían felices unos trajes de colores golpeando a unas botargas amorfas, en una trama que se repetía hasta el cansancio. Era simple y en el recuerdo de aquellos años felices es donde se debieron quedar. Pero ahora Hollywood decidió que era buena idea revivirlos, hacerlos modernos, llenarlos de efectos especiales. Con la moda y éxito de los superhéroes, perecería un tiempo adecuado, pero no, al contrario. La nueva película de los “Power Rangers” es demasiado genérica y aburrida.

Para las generaciones que no los conocen la historia es así: un grupo de jóvenes son comandados por una cabeza flotante llamada Zordon, quien les da poderes especiales que consisten en unos trajes de colores y unos robots en forma de dinosaurios que juntos hacen otro robot más grande. Ellos se enfrentan a diversos monstruos enviados por una villana llamada Rita Repulsa. Más o menos así es esta nueva película, la diferencia es que intentan darle a todo un contexto más “realista”. Los cinco jóvenes son unos adolescentes inadaptados que por casualidad descubren una nave espacial y unas monedas que les dan súper fuerza. Ahí conocen a Zordon, quien les explica que Rita ha regresado para desenterrar unos cristales que se encuentran bajo un establecimiento de donas (no es broma).

La serie “Mighty Morphin Power Rangers” se transmitió de 1993 a 1995. A lo largo de 145 capítulos (con ciertas variaciones) la trama era la misma: Rita mandaba un monstruo, los Power Rangers peleaban con él, el monstruo se hacía grande, los Rangers usaban sus robots, llamados zords, y luego formaban el megazord para vencer al monstruo. Así por la eternidad. Aquí la lógica de Hollywood: ahora está de moda toda la nostalgia, con miles de remakes y regresos de series y películas del pasado, además, están de moda los superhéroes. ¿Por qué no hacer una versión moderna de los “Power Rangers”? Hasta cierto punto es fácil venderle esta idea a los grandes estudios.

Ahora bien, no es que yo odie la serie original, como ya dije era muy fan y me hizo muy feliz de niño. Pero a esa edad uno no tiene la capacidad para ver muchas cosas. La serie se hizo para divertir niños, no tenía muchas ambiciones, ni pretendía ser súper inteligente. El primer gran problema con la nueva película es que sí quiere serlo. Quiere tomarse todo en serio, quieren colocar a estos personajes en un contexto posible, de seriedad absoluta. Me van a decir que no tiene nada de malo, pero sí y mucho.

Digamos que alguien ve esta película sin saber nada de la serie. Esa persona debería tener la capacidad de maravillarse por lo que ve por sí solo. Esa persona no siente cariño nostálgico ni nada, sólo quiere divertirse. Lo que va a encontrar es la historia de origen de cinco héroes que pelean contra un monstruo gigante. Ya, es todo, no hay nada más. Y por si eso fuera poco, esta pelea y estos héroes no son nada interesantes ni emocionantes. Todo es una fórmula repetida hasta el cansancio. Jóvenes incomprendidos, villana que quiere destruir el mundo, pelea final y listo. Si van a hacer algo serio, al menos deberían intentar competir de verdad contra los otros héroes de la pantalla grande, a los que obviamente quieren emular.

Foto: Internet

La cinta no se esfuerza. Me da la impresión de que pensaban que los personajes eran tan conocidos y sus fanáticos tantos, que ellos eran suficiente para atraer a las masas a las salas de cine, sin necesidad de trabajar en una buena historia. Ahora bien, no voy a desacreditarla del todo, a pesar de ser un ejercicio cínico para hacer dinero. Hay un cierto empeño (aunque sea mínimo) por mostrar la historia y el drama detrás de sus protagonistas, eso se aplaude, aunque les salga a medias. Elizabeth Banks interpreta a la villana Rita y creo que ella fue la única que entendió el absurdo de todo, con una actuación exagerada que va muy bien. Lo malo es que contrasta con la de Zordon, interpretado por Bryan Cranston, que es de una seriedad tremenda. Ambos parecen dirigidos para películas diferentes.

¿Entonces qué? ¿La película tiene que ser ridícula y exagerada o súper seria y moderna? Si va a ser lo segundo, se necesita mucho más trabajo en el guion. Pero, sobre todo, en sus secuencias de acción, en la diversión y la adrenalina pura. Es decir, los efectos baratos, el entretenimiento banal, la gran batalla final. Ver a los Rangers ponerse su traje por fin (luego de lo que parece una eternidad) es sencillamente decepcionante. Las secuencias de acción son torpes. Y la batalla final del megazord es una mancha de efectos tan genérica y sin chiste, que parece una película de “Transformers”. Ninguno de los nuevos elementos ayuda en lo más mínimo a este filme. Todo se siente mucho más flojo sobre todo después de haber visto tantas y mejores cintas de superhéroes.

Foto Internet

Si no se iban a tomar nada en serio, mejor se hubieran tirado de lleno al ridículo. ¿Qué tal nada de efectos por computadora? Vistan al monstruo con una botarga de esas feas de los 90, donde casi se puede ver el cierre en su espalda. Que tiren patadas y maromas en una coreografía absurda que nos saque carcajadas. Al menos si hicieran todo eso esta nueva película sería más divertida. Porque ese es su mayor pecado: ser aburrida. No que sea diferente y seria, no que nos muestre cosas que ya hemos visto antes, no que sus efectos sean malísimos (porque también lo son). Nada de eso importaría si la cinta al menos fuera divertida. Esta cinta no lo es. Si quiere recordar su infancia tal vez lo consiga, pero podría buscar en YouTube un video de la serie original y le aseguro que obtendrá un mejor resultado.

 

El dato

>Director: Dean Israelite.
>Elenco: Dacre Montgomery, Naomi Scott, RJ Cyler, Bekcy G, Ludi Lin, Bill Hader, Bryan Cranston, Elizabeth Banks.
>Género: Acción/Aventuras.
>Clasificación: B
>Duración: 125 minutos.