2023 es el año límite en que se deben legitimar los contratos colectivos

En el taller “Estrategias para la Prevención y Atención de Riesgos Laborales ante el T-MEC” que organizó el Consejo Coordinador Empresarial, la Secretaría del Trabajo dijo que está elaborando una herramienta de autoevaluación en materia sindical y negociación colectiva para el sector empleador.

En su participación, el subsecretario del Trabajo, Alfredo Domínguez, dijo que la implementación del T-MEC y en particular de las disposiciones del capítulo laboral y su anexo, representan uno de los retos más importantes de cara al mecanismo de respuesta rápida y a la posible constitución de paneles laborales.

Ante ello, indicó que esa herramienta de autoevaluación será un instrumento que les permitirá identificar sus obligaciones a fin de que puedan estar en posibilidad de cumplirlas y de este modo evitar reclamaciones o sanciones de carácter internacional.

Prevén que está herramienta incluya los principios que son conocidos por ellos y que se derivan de los convenios 87 y 98 de la Organización Internacional del Trabajo y que fueron ratificados por México.

Entre ellos están la obligación de la no injerencia patronal en la vida interna de los sindicatos, lo que incluye cualquier acción que se pretenda realizar para ejercer control sobre una organización sindical.

En ese sentido, añadió que una de las mejores salvaguardas es que cada uno de los empleadores coadyuve a que los sindicatos garanticen y cumplan con el voto personal libre, secreto y directo en la elección de sus directivas y en la aprobación de sus contratos colectivos de trabajo; pero también deben abstenerse de celebrar acuerdos con sindicatos que no tienen representatividad.

También indicó que todos los sindicatos deben legitimar sus contratos antes del 2 de mayo de 2023, por ello añadió que es altamente recomendable que cada dos años en que se revisan los contratos colectivos, se aprueben mediante el procedimiento de la consulta.