Alumnos del CUM se adentraron en prometedor proyecto

CIUDAD DE MÉXICO.- Hace un par de años el aumento de plástico alarmó a los jóvenes mexicanos ya que su consumo excesivo ha ocasionado daños irreversibles a nuestro planeta tierra.

Es por ello que los alumnos de la preparatoria Centro Universitario México, Abigail Gomez, Ximena Girón y Luis Briseño, pusieron manos a la obra con ayuda del profesor de biología Julián Nader para comenzar uno de los proyectos más prometedores del país: plástico hecho con restos de camarón.

Los desechos de camarones primero pasan por un proceso químico para obtener ciertas sustancias las cuales van formando un bioplástico que no contamina y solo tarta entre 20 y 50 años en desintegrarse, comparado al PVC y PET que tardan de 100 a 500 años.

La tonalidad de ese bioplastico es de color ámbar, cualidad que logra que los alimentos se conserven en mejor estado.

Los alumnos comentaron en una entrevista realizada por la Universidad Panamericana que fue todo un reto llevar a cabo el proyecto, ya que en varias ocasiones en vez de plástico obtenían acetatos y al querer entrar a diversos concursos y no pertenecer a la UNAM (directamente), creían que no se les daría la oportunidad.

El resultado de su arduo trabajo y horas de investigación ha dado grandes frutos, logrando una acreditación para participar en la Expo Science International en Abu Dhabi.