Charla. Mónica Leyva presentó en Casa República su marca de licores y ponches . / Orlando Sifuentes
Los asistentes pudieron degustar tres sabores de licor, incluidos uno de clavo y cardamomo y chocolate

El pasado jueves 2 de mayo la artista Mónica Leyva abrió una velada de arte y diálogo en Casa República, con la presentación de su marca de licores y ponches “Pajarote”, hechos de manera artesanal en el sur de su natal Jalisco.

Estos ponches, tradicionales de la región, tiene limitados sabores, pero ella, curiosa por conocer otras variedades, comenzó a realizar los suyos propios con ayuda de su esposo.

Yo quería ponches de chocolate, guayaba, y unos productores de otros lados con los que trabajaba no me querían hacer de los ponches que yo quería. Decían que los ponches sólo se hacen con frutas ácidas y entonces yo hablé con mi mamá, para que me diera la receta de la familia, de un pueblo llamado Etzatlán, y bajo el seudónimo de La Princesa de Etzatlán hice mis ponches”, comentó.

Te puede interesar

El proyecto comenzó pequeño pero con una libertad creativa sin límite y por ello comenzó a experimentar con muy diversos ingredientes, a mejorar las recetas, balancear los sabores y a incrementar la producción hasta darle vida a su marca.

Los asistentes pudieron degustar tres sabores de licor, incluidos uno de clavo y cardamomo y chocolate, antes de dar paso al diálogo en la curadora Olga Dávila y el artista lagunero Alfredo Esparza, como parte de los conversatorios por la exposición “Tethys” de Blanco Galería.

En esta charla el artista dio a conocer un poco de su trasfondo como miembro de una familia de podadores de nogal, que recorren buena parte del país trabajando en estos cultivos, sus primeros pasos en la fotografía y cómo fue madurando y enfocando su visión hacia los paisajes que actualmente trabaja.