Especial
Riquelme señaló que tratará el tema hoy con el presidente Andrés Manuel López Obrador

El gobierno estatal buscaría la forma de proporcionar los servicios médicos a las personas que carezcan de éstos, en caso de que Coahuila no firme el acuerdo de adhesión con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

“Prefiero seguir perdiendo, pero atendiendo a nuestra gente de manera directa, que tratar de lavarme las manos con algo que no va a alcanzar en la atención a nuestra gente y entonces sí decirle oiga pues yo no lo puedo atender, porque el sistema pasó a la Federación y yo no tengo nada que ver, eso no se puede hacer”, aseguró el gobernador Miguel Riquelme.

 

El Mandatario estatal precisó que tras la reunión con el equipo jurídico-médico y del Gobierno del Estado, tendrán como plazo hasta el 31 de enero para decidir si Coahuila va o no con el Insabi.

 “Si la responsabilidades no son claras es difícil en este momento tomar la decisión, por eso quiero que me pongan todo en blanco y negro para poder tomar la decisión de asistir el día 31 de este mes”, dijo.