Foto: Cuartoscuro
Los legisladores negociarán los detalles con funcionarios del Banxico y de Hacienda en enero, lo que allanará el camino para que la Cámara Baja apruebe la propuesta en febrero, dijo el senador Alejandro Armenta

De acuerdo a información difundida por Bloomberg, es probable que México apruebe el proyecto de ley que convierte al Banxico en el comprador de dólares de última instancia de la nación luego de cambios que aliviarán las preocupaciones de que podría obligar a la institución a tomar fondos ilícitos, dijo un importante senador.

Los legisladores negociarán los detalles con funcionarios del Banxico y de Hacienda en enero, lo que allanará el camino para que la Cámara Baja apruebe la propuesta en febrero, dijo el senador Alejandro Armenta en una entrevista telefónica. Si se modifica el proyecto de ley, el Senado tendría que realizar una votación final antes de que se convierta en ley.

Los comentarios de Armenta son la última señal de que los legisladores no darán marcha atrás en un proyecto de ley que tiene al banco central de México, conocido como Banxico, y a muchos economistas en armas. Los detractores dicen que el proyecto de ley amenaza la autonomía de los responsables políticos y que podría poner en peligro la estabilidad financiera. Los partidarios dicen que la legislación es necesaria después de que una ofensiva estadounidense empujó a algunos de sus bancos a romper los lazos con sus contrapartes mexicanas, que ahora no pueden deshacerse de los dólares en exceso.

“Vamos a aprobar la ley. Esto queremos dejarlo claro ”, dijo Armenta, quien encabeza el comité de finanzas del Senado. 

“No podemos poner las preocupaciones del sistema financiero en el centro de nuestros intereses mientras la población sufre el problema de cambiar dólares cuando regresan de Estados Unidos , después de trabajar y dejar a sus familias. Tenemos que encontrar un equilibrio ".

Armenta se reunió con el gobernador del banco central, Alejandro Díaz de León, junto con los líderes de la cámara baja el 23 de diciembre, y dijo que el director del banco estaba receptivo a su posición. Las modificaciones al proyecto de ley garantizarán que ayude a los migrantes sin involucrar fondos ilegales, dijo, sin proporcionar detalles sobre esos cambios. El proyecto de ley obliga al banco central a comprar dólares de bancos mexicanos que no pueden descargarlos en otros lugares.

El senador de Morena, partido del presidente López Obrador, dijo que los legisladores no estaban de acuerdo con la estadística del banco central de que solo el 1% de las remesas enviadas a casa por los trabajadores que viven en el extranjero son en efectivo.

Más de cinco millones de mexicanos viajan de ida y vuelta entre ambas naciones cada año, dijo Armenta, aportando fondos que no se capturan en los datos del banco central. “Imagínense los miles de millones que están entrando”, dijo.

La oficina de prensa del banco central de México no respondió de inmediato a múltiples solicitudes de comentarios.

La propuesta sigue enfrentándose a un intenso escrutinio. El vicegobernador del banco central, Jonathan Heath, ha dicho que la legislación beneficiaría a un banco en particular, y el senador Emilio Álvarez ha dicho que los cabilderos del Grupo Salinas impulsaron el proyecto de ley en la Cámara Alta.

López Obrador ha dejado en claro que el banco central debe asumir una mayor responsabilidad en el desarrollo de México, dijo Armenta. Ese papel, agregó el senador, también debería incluir un consenso sobre cómo el banco usa sus reservas internacionales.