600 millones de pesos se adeudan a la proveeduría local. ESPECIAL
Coparmex demanda darle solución porque Región Centro y Carbonífera ‘piden ayuda a gritos’

Coparmex demandó a las autoridades federales agilizar los trámites para enrutar la solución a la problemática de AHMSA, las regiones Centro y Carbonífera piden ayuda a gritos, están en riesgo de convertirse en ciudades fantasma.

El presidente nacional de Coparmex, Gustavo de Hoyos Walther, llamó a las autoridades federales para que agilicen todos los trámites tanto del ámbito jurisdiccional como hacendario para que se pueda enrutar la solución a la problemática de Altos Hornos de México.

Mientras que el presidente de la delegación Monclova, Región Centro y Carbonífera de Coahuila Coparmex Coahuila Sureste, Marco Antonio Ramón García, indicó que más de mil 600 millones de pesos se adeudan a la proveeduría local, se han perdido 20 mil empleos directos y 40 mil indirectos. Mientras que entre la zona de Monclova, Frontera y Castaños de una cuadra de 50 negocios ubicados ahí, 25 ó 30 ya están cerrados.

Aunque en dos ocasiones se han reunido con Alfonso Romo, añadió que no se ha logrado que se declare zona de emergencia económica a la Región Centro, por lo que cuestionó  que las personas en cuyas funciones está el darles respuesta no han atendido el llamado.

‘MOMENTOS MUY COMPLICADOS’

“Altos Hornos está  pasando momentos muy complicados, que si no cambia de manos o se hace la reestructuración o se haga lo que se tenga que hacer, pero que siga trabajando la empresa, esta Región junto con la Carbonífera, vamos a pasar a ciudades fantasma”, aseguró.

Aunque hay gente muy calificada en la región, añadió que están migrando por la falta de empleo, asimismo se están agravando las situaciones de suicidios al tomar la puerta falsa por situaciones de carencia de empleo y de recursos económicos.

“Entonces si es un llamado urgente para que volteen a ver la Región Centro y Carbonífera y que se pueda hacer algo ya, desgraciadamente pasa el tiempo y vemos que no hay ninguna acción”, indicó.

A su vez, De Hoyos Walther añadió “Estamos en un claro entendimiento que hay una circunstancia compleja de la empresa, pero que dada su dimensión y de los recursos que están involucrados y que sobretodo hoy tienen como tema más agudo un gran impago sobre proveedores regionales, especialmente y que también amenazan las fuentes de trabajo de cerca de 20 mil personas, nos parece que no es un asunto que pueda limitarse exclusivamente al interés de la empresa”.