Orgullo. Desde 2009 y hasta hoy, el complejo de GM Ramos Arizpe producía la crossover de lujo Cadillac SRX. / Archivo
Hoy sale la última crossover de lujo del complejo; quedará en manos de una planta estadounidense

Fueron 562,423 unidades las que el complejo de GM Ramos Arizpe fabricó de la Cadillac SRX desde que llegó en 2009 hasta finales de enero de 2016, que cierra su línea de producción en la planta local.

Fue precisamente en agosto de 2009, cuando en un evento realizado en la CDMX, General Motors México realizaba el lanzamiento de la nueva crossover de lujo que tendría a su cargo el complejo ramosarizpense.

En ese momento, el entonces director Ejecutivo de Ventas, Servicio y Mecadotecnia de GM México, Ernesto  M. Hernández, decía que: “Cadillac ofrece diseños importantes que rompen los esquemas tradicionales, tecnología de vanguardia y acabados de primera calidad, que en conjunto, brindan un estilo contemporáneo integrado al desempeño confiable y poderoso que ofrecen sus productos”.

Hoy, años después, cierra su ciclo de producción en el complejo de GM Ramos Arizpe; su director general, Héctor de Hoyos Muñoz, comentó: “Para nosotros el haber tenido la oportunidad de construir la SRX, fue un verdadero orgullo, es una unidad que por muchos años nos trajo una estabilidad fuerte y mucho reconocimiento a nivel mundial e internamente dentro del sector automotriz”.

A este complejo de GM Ramos Arizpe dejó reconocimientos de Calidad como de Productividad y al final, gracias al buen ambiente de trabajo que se tiene en el equipo, ese reconocimiento mundial y el que otorga la parte automotriz.

Hoy termina su proceso de vida cuando es exportada a 19 Países y hoy viernes, sale la última unidad de producción, ahora la nueva generación de la crossover de lujo quedará en manos de una de las plantas que la armadora tiene en EU.

PARO TÉCNICO
De Hoyos dijo que aprovechando el paro de 15 días en la Planta de Ensamble, se removerá el herramental y equipo de la SRX, para dar paso al que se instalará para producir el Chevrolet Cruze.

Hoy que termina el ciclo de la SRX, de sus proveedores el 99% migrará al nuevo negocio que les significará el Cruze, para el que también producirán piezas para su ensamblado.

Aunque desde 2015, empezó la etapa de validación para el Cruze, donde se realiza una serie de pruebas con unidades que no son vendibles, pero que permiten ir validando su proceso, el arranque oficial de las unidades a la venta, será a partir de marzo y su venta en el mercado mexicano para el 2° trimestre del año.

La que sobrevivió a la Cadillac SRX aún y con todas las apuestas en su contra; fue la Captiva Sport, la unidad ya no se vende en México, pero se sigue manufacturado para el mercado del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) donde es una unidad muy importante para ellos, por ello, seguirá su producción en 2016, y hay la expectativa de seguir con ella hasta 2017.

EQUINOX
Cuestionado sobre los señalamientos que desde 2015, realiza la proveeduría local en el sentido de que Ramos va a producir la Equinox, De Hoyos dijo: “Hoy por hoy estamos enfocados a trabajar con el Cruze, es el único proyecto que traemos aprobados en este momento y es básicamente lo que nos mantiene ocupados, ahora, pero no hay nada oficial del Equinox”.

Añadió: “Seguimos trabajando intensamente en nuestra parte estratégica y de planeación de seguir buscando nuevos productos para seguir manteniendo cada una de las plantas al 100%”, concluyó el directivo.