Foto: Especial/ han sugerido que el centro de investigación en “The Eyes of Darkness” podría estar refiriéndose al Instituto de Virología de Wuhan
Según los detalles del libro de ficción, “Cuando el anfitrión expira el Wuhan-400 dentro perece, al poco tiempo, una temperatura mortal y cae por debajo de los 30°C

En el libro The Eyes of Darkness, escrito por Dean Koontz, es la historia de una madre que descubre que su hijo está recluido en una instalación militar, después de haber sido infectado con un microorganismo artificial llamado: Wuhan-400.

En el Capítulo 39 se describe que “para entenderlo, debes retroceder 20 meses. Fue entonces cuando un científico chino llamado Li Chen desertó a los EEUU, llevando el registro de la nueva arma biológica en un disquete, la más importante y peligrosa de China en una década. Lo llaman ‘Wuhan-400’ porque se desarrolló en sus laboratorios de Rdna en las afueras de la ciudad de Wuhan y era la cepa número 400 de microorganismos artificiales creados en este centro de investigación”.

Algunos han sugerido que el centro de investigación en “The Eyes of Darkness” podría estar refiriéndose al Instituto de Virología de Wuhan, el único laboratorio de bioseguridad de nivel cuatro en China, la clasificación más alta de laboratorios que estudian los virus más mortales y que se encuentra a 32 kilómetros de donde estalló el COVID-19.

En extractos adicionales del libro afirman que el virus es el “arma perfecta”, ya que no puede sobrevivir fuera de un huésped por más de un minuto, “Wuhan-400 es el arma perfecta. Aflige a los seres humanos, ninguna otra criatura viviente puede soportarlo. Al igual que la sífilis, el Wuhan-400 no puede sobrevivir fuera de un cuerpo vivo por más de un minuto, lo que significa que no puede contaminar permanentemente objetos o lugares como el ántrax u otros microorganismos virulentos”, relata el libro.

Según los detalles del libro de ficción, “Cuando el anfitrión expira el Wuhan-400 dentro perece, al poco tiempo, una temperatura mortal y cae por debajo de los 30°C. Sabían que los chinos podían usar el Wuhan-400 para destruir una ciudad o un país, y no tendrían necesidad de llevar a cabo una descontaminación complicada y costosa antes de mudarse y hacerse cargo”.

El líder del Congreso de India, Manish Tewari, tuiteó capturas de pantalla del libro el domingo pasado, “¿Es el coranavirus un arma biológica desarrollada por los chinos llamada Wuhan-400? Este libro fue publicado en 1981. Lea el extracto”, reza el tuit.

 

Diferencias claves entre la predicción y la realidad:

El Wuhan-400 aparentemente fue desarrollado como una arma biológica con una tasa de mortalidad del 100 por ciento, pero COVID-19 tiene una tasa de mortalidad del 0.2 por ciento.

Mientras que el Wuhan-400 tiene un período de incubación extremadamente corto de cuatro horas, el COVID-19 requiere un período de incubación de 2 a 14 días.

Finalmente, el Wuhan-400 solo afectaba a los seres humanos, pero se cree que los primeros casos de coronavirus fueron gracias a la interacciones entre animales y humanos.